Abbas ultima la formación de su nuevo gobierno de emergencia

 

Abbas ultima la formación de su nuevo gobierno de emergencia

Actualizado 17/06/2007 2:01:15 CET

RAMALA/MADRID, 17 Jun. (OTR/PRESS) -

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, tiene prácticamente decidida la composición de su nuevo Gobierno después de que el jueves lo disolviera tras la toma de la Franja de Gaza por parte de las milicias del Hamas. El cónsul estadounidense en Jerusalén, Jacob Walles, cree que Estados Unidos levantará el embargo económico que pesa desde hace más de quince meses sobre el Gobierno palestino, una vez que en éste ya no estén ningún miembro de Hamas

Después de ver como milicias de Hamás obtenían el control de la mayor parte de Gaza, Abbas se dispone a retomar el control y para ello cuenta con el visto bueno EEUU y el resto de la comunidad internacional y con un cierto margen de respuesta que le ha permitido cesar a Haniyeh en su cargo, nombrar sustituto al independiente ministro de Finanzas, Salim Fayyad.

El cónsul general estadounidense en Jerusalén, Jacob Walles, espera que Washington levante, a principios de la semana próxima, el embargo económico contra el Gobierno palestino, en el momento en el que se confirme que el nuevo Ejecutivo de emergencia dirigido por Fayyad, no contenga ningún ministro relacionado con Hamás. Una situación, el fin del embargo, que beneficiaría Abbas tanto de cara al exterior como de cara al propio pueblo palestino.

"Espero que nos comprometamos con este Gobierno, y espero hacerlo a principios de la semana próxima", afirmó Walles, que indicó que "tendrán lugar ciertos anuncios desde Washington, en particular en lo que se refiere a nuestra ayuda y a las regulaciones financieras".

Está previsto que el nuevo Gobierno tome posesión hoy por la tarde. Se tratará, según anunció Abbed Rabbo, miembro del gabinete de Abbas, de un Ejecutivo que contará con pocos ministerios y totalmente limpio de miembros de Hamas. Además, Rabbo aseguró que el presidente no dialogará con "los asesinos que llevaron a cabo ejecuciones in situ en la Franja de Gaza" y señaló que las conversaciones sólo serán posibles si Hamás se retira de las posiciones de seguridad de Al Fatá en Gaza y disuelve su Fuerza Ejecutiva.

Respondiendo a las exigencias de Washington, el presidente palestino quiere mantenerse absolutamente firme en su postura como demuestra su negativa a dialogar con el líder político de Hamás en el exilio, Jaled Meshal, a pesar de la mediación del secretario general de la Liga Árabe, Amr Musa.

LAS EXPLICACIONES DE HANIYEH

Y mientras, en la Franja de Gaza, el ex primer ministro de Hamás, Ismail Haniyeh anunció una nueva "época de calma" para la región y su intención de reanudar negociaciones de paz con Israel. Haniyeh reclamó para su partido la "legitimidad" que le corresponde, respaldada por el Parlamento, al tiempo que anunció una época "de paz y disciplina en Gaza", y la intención de reanudar, bajo el mando de la OLP, negociaciones para conseguir "una tregua recíproca, global y simultánea con Israel".

"¿Un golpe de Estado contra quién? ¿contra nosotros mismos?", se preguntó Haniyeh. "Nosotros somos la legitimidad, nosotros somos el Gobierno legítimo, que emana del Parlamento elegido democráticamente", afirmó negando categóricamente ser la causa de la situación actual de la que las "milicias de Al Fatá", el partido de Abbas a cuyos miembros calificó de "piratas".

"Fueron ellos los que abrieron fuego contra el consejo de ministros y dispararon un misil contra la residencia del primer ministro", recordó Haniyeh que aseguró que la última ofensiva de Hamás "necesaria" para poner fin "a este desorden".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies