Abdeslam rechaza volver a comparecer en el juicio en Bélgica contra él por un tiroteo con la Policía

Contador
Juicio contra Salah Abdeslam en Bruselas
REUTERS / STRINGER .
Publicado 06/02/2018 16:48:13CET

BRUSELAS, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

El único terrorista vivo de los atentados de París de noviembre de 2015, Salah Abdeslam, ha pedido no volver a comparecer en el juicio que se celebra contra él en Bélgica desde el lunes, en relación a un tiroteo que le permitió huir de la Policía cuando fue localizado meses después de los atentados en Bruselas.

"El señor Salah Abdeslam ha informado al Tribunal de que no desea comparecer en la vista de este jueves, 8 de febrero", ha informado en un escueto comunicado el presidente del Tribunal de primera instancia Luc Hennart.

El juicio arrancó el lunes bajo fuertes medidas de seguridad y marcado por la negativa de Abdeslam a responder a las preguntas del Tribunal. El juez decidió aplazar hasta el jueves la reanudación del proceso, cuando intervendrán aún algunas partes civiles y la defensa del acusado expondrá sus alegatos.

Abdeslam, de nacionalidad francesa pero criado en Bruselas, compareció el lunes con una actitud que los medios presentes definieron como arrogante y desafiante y rechazó responder a las preguntas que se le plantearon.

"Me han pedido que venga, hay un proceso. Soy el actor, guardo silencio. El silencio no me hace ni culpable ni criminal", declaró, al ser cuestionado por su falta de cooperación pese a haber pedido inicialmente comparecer en un juicio en el que no estaba obligado a asistir presencialmente.

Abdeslam y otro encausado, el tunecino Sofien Ayari, están acusados de intento de homicidio de varios agentes de Policía y de tenencia de armas prohibidas con fines terroristas, delitos por los que la Fiscalía federal belga ha pedido la máxima pena posible, 20 años de prisión, 13 de ellos ineludibles.

El Ministerio Público considera probado que ambos se encontraban en el apartamento del distrito de Forest en el que se produjo un tiroteo el 15 de marzo de 2016, que acabó con tres agentes de Policía heridos y un tercer sospechoso abatido. El lunes la Fiscal defendió que los acusados tendieron una "emboscada" a la Policía con el objetivo de matar a los agentes.

Aunque logró huir junto a su cómplice, Abdeslam fue detenido tres días después en Bruselas, ciudad en la que se cree que permaneció escondido durante cuatro meses, desde que participó en la matanza que dejó 130 fallecidos en los atentados de París de noviembre de 2015.

Cuatro días después de su arresto, el 22 de marzo, un comando vinculado a los terroristas de París y otros ataques atentaron contra el aeropuerto y la red de metro de Bruselas dejando 32 muertos.