Abe niega su vinculación con un escándalo de nepotismo

El primer ministro japonés, Shinzo Abe
REUTERS / POOL NEW
Publicado 11/04/2018 7:50:44CET

TOKIO, 11 Abr. (Reuters/EP) -

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, ha negado este miércoles haber intervenido para obtener un trato preferencial para el plan de un amigo de establecer una escuela veterinaria a pesar de los nuevos informes de que había discutido el asunto con su amigo.

El apoyo de Abe se ha visto afectado debido a varios escándalos de nepotismo y encubrimientos, con un flujo constante de nuevas acusaciones que generan dudas sobre cuánto tiempo puede continuar en el poder.

Uno de los escándalos implica sospecha de que Abe ayudó a un amigo, Kotaro Kake, director del operador escolar Kake Gakuen, a establecer una escuela veterinaria en una zona económica especial exenta de una norma que limita el número de dichas escuelas.

Abe ha negado que alguna vez haya dado instrucciones a funcionarios para dar un tratamiento preferencial para el establecimiento de la primera escuela veterinaria nueva de Japón en más de 50 años.

El mandatario ha repetido a un panel parlamentario este miércoles su afirmación de que solo se dio cuenta de la propuesta de Kake cuando fue aprobada en enero de 2017. "Nadie recibió instrucciones mías. No hubo ningún problema con el proceso (de aprobación)", ha aseverado.

El caso de las escuelas de veterinaria, que surgió el año pasado, es uno de los varios escándalos de nepotismo y encubrimientos que erosionan el apoyo de Abe cuando contempla su tercer mandato como gobernante del Partido Liberal Democrático en unas elecciones en septiembre.

Abe también ha negado que él o su esposa hayan intervenido en la venta de grandes descuentos de tierras estatales a otro operador escolar, Moritomo Gakuen, que tenía vínculos con la mujer de Abe, Akie.

El Ministerio de Finanzas admitió haber manipulado documentos relacionados con el acuerdo. Por su parte, el ministro de Defensa, Itsunori Onodera, se ha disculpado este miércoles después de que los militares encontraran registros de actividad de las tropas desaparecidos.

Entre los últimos registros perdidos y encontrados se encuentran los de un controvertido despliegue en Irak entre 2004 y 2006. Los registros podrían sacar a la luz si el envío fue a una zona "no de combate" según lo afirmó el gobierno en ese momento, de acuerdo con los límites constitucionales de las actividades militares en el exterior.