Los abogados de los dos reporteros de Reuters encarcelados en Birmania piden el archivo del caso

Los periodistas de Reuters Wa Lone y Kyaw Soe Oo en una imagen de archivo
Reuters - Archivo
Publicado 04/04/2018 13:55:44CET

La Embajada de Dinamarca dice que el proceso está "poco fundamentado" y que hay incumplimientos de los procedimientos policiales

RANGÚN, 4 Abr. (Reuters/EP) -

Los abogados de los reporteros de la agencia de noticias Reuters Wa Lone y Kyaw Soe Oo, encarcelados en Birmania desde hace meses, han pedido al juez encargado del caso que archive el proceso por falta de pruebas para sustentar la acusación de que se hicieron con documentos gubernamentales secretos.

Un tribunal de Rangún lleva desde enero encargándose de la instrucción del caso para decidir si Wa Lone, de 31 años, y Kyaw Soe Oo, de 28 años, son procesados en virtud de la Ley Oficial de Secretos, una norma que data de la época colonial y que establece penas de hasta catorce años de cárcel.

Los abogados de la defensa y los fiscales han expuesto sus argumentos ante el juez Ye Lwin este miércoles, después de que la defensa presentara una moción la semana pasada para el archivo de todo el proceso.

Los abogados defensores sostienen que los relatos de testigos llamados por los fiscales son insuficientes para procesar a los dos reporteros. Además, denuncian que hay inconsistencias en los testimonios y fallos de procedimiento de las autoridades durante el arresto y los registros posteriores.

LA DEFENSA DICE QUE NO HAY NADA QUE JUSTIFIQUE QUE SEAN PROCESADOS

"En esta fase, hemos examinado a 17 testigos. No hay nada en los testimonios preliminares, por lo que deberían ser liberados sin cargos", ha dicho el abogado defensor Khin Maung Zaw, en declaraciones a la prensa tras la vista en el tribunal.

Durante las audiencias anteriores, uno de los testigos de la Policía dijo al tribunal que había quemado las notas que tomó en los arrestos. Un testigo civil presentado por los fiscales compareció ante el juez teniendo apuntada en su mano la localización exacta de los arrestos --un detalle que ha cobrado especial importancia durante la instrucción--.

Además, otro testigo ha dicho que había firmado el formulario sobre el registro en el que consta la detención de los reporteros antes de que se hiciera constar todo el material que se les había incautado.
El fiscal principal del caso Kyaw Min Aung ha rechazado el archivo del caso y ha reiterado que los periodistas tenían en su poder documentos secretos y que el tribunal debe asumir que su objetivo era socavar la seguridad del país.

EL GOBIERNO SOSTIENE QUE CORRESPONDE AL JUEZ DECIDIR

El portavoz del Gobierno birmano, Zaw Htay, ha explicado a Reuters por teléfono que la Constitución birmana establece que los tribunales son independientes, por lo que será el juez el que decida "si rechaza el caso o no".

El juez del caso, Ye Lwin, ha decidido aplazar el proceso hasta el 11 de abril, cuando deberá decidir sobre la moción para el archivo de la causa.

Wa Lone y Kyaw Soe Oo permanecen detenidos desde que fueron arrestados el 12 de diciembre. Los dos periodistas estaban trabajando en una investigación de Reuters sobre la ejecución de diez rohingyas en la aldea de Inn Din, en el estado de Rajine, en el marco de la operación de las Fuerzas Armadas que ha provocado el éxodo de cerca de 700.000 miembros de esta comunidad musulmana.

Los dos periodistas transmitieron a sus familiares que habían sido arrestados poco después de que dos policías que no habían visto antes les entregaran unos documentos enrollados tras haber sido invitados a reunirse con ellos para cenar.

Los testigos de la Policía han dicho, sin embargo, que los periodistas fueron interceptados y registrados en un control de tráfico por agentes que desconocían que eran reporteros y que tenían en sus manos documentos sobre el despliegue de las fuerzas de seguridad en Rajine.

En su alegato, la defensa de los periodistas ha dicho que los documentos contenían información pública y que no pueden ser considerados secretos. Altos cargos de Naciones Unidas, organizaciones de defensa de la libertad de prensa y países occidentales han reclamado a las autoridades de Birmania que liberen a los periodistas y varios diplomáticos de Francia, Suecia, Estados Unidos y la ONU han asistido a la sesión de este miércoles.

"Lo que han revelado hasta ahora los testimonios es un caso poco fundamentado, con declaraciones inconsistentes de testigos de la Policía y lo que parece ser un flagrante incumplimiento de los procedimientos policiales", ha afirmado la Embajada de Dinamarca tras la sesión judicial de este miércoles.

Tras la vista, Wa Lone ha declarado a la prensa que "no es un traidor" y que solo cumplía con su labor como periodista. "Solo hicimos nuestro trabajo como reporteros. Queremos que el pueblo entienda esoo y queremos decir que nunca hemos traicionado al país", ha dicho el periodista a la salida del tribunal justo antes de ser introducido en un furgón policial.

Por su parte, Kyaw Soe Oo ha subrayado la importancia del trabajo de la prensa para el futuro de la democracia en Birmania. "Nosotros seguimos las noticias y descubrimos la noticia de Inn Din. La razón por la que lo hiciemos fue por dar una información de importancia vital para el país", ha explicado.

El embajador de Birmania ante Naciones Unidas, Hau Do Suan, aseguró en marzo que los periodistas no habían sido arrestados por informar sino por posesión "ilegal" de "documentos gubernamentales secretos".