Abren un nuevo puesto para la evacuación de milicianos y sus familiares en la localidad de Arbil, Ghuta Oriental

Miliciano rebelde en Ghuta Oriental
REUTERS / BASSAM KHABIEH - Archivo
Publicado 24/03/2018 7:48:03CET

MADRID, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Defensa ruso ha informado este sábado sobre la apertura de un nuevo corredor para la evacuación de milicianos y sus familiares de la localidad de Arbil, en Ghuta Oriental, por donde más de 4.900 personas han sido trasladadas hasta la provincia de Idlib, según ha informado la agencia de noticias rusa Sputnik.

"El 24 de marzo, como resultado de los acuerdos alcanzados por el Centro ruso para la Reconciliación y líderes de los grupos armados ilegales fue abierto otro puesto para la retirada de radicales y sus familiares desde el poblado de Arbil en Ghuta Oriental", dice la nota.

Añade que un total de 4.979 radicales y miembros de sus familias retirados desde el poblado de Harasta en Ghuta Oriental fueron trasladados a la provincia de Idlib.

La seguridad del traslado fue garantizada por la Policía de Siria bajo el control del Centro ruso para la Reconciliación y representantes de la Media Luna Roja siria, subrayado el ministerio.

El proceso de evacuación de milicianos y sus familiares de la localidad siria de Harasta, situada en la región de Ghuta Oriental, ha finalizado este viernes con la salida de los últimos autobuses en dirección a la provincia de Idlib (noroeste). Según las informaciones recogidas por la agencia estatal siria de noticias, SANA, cerca de 40 autobuses han salido de la ciudad transportando a 2.373 personas, entre ellas 828 milicianos.

Durante la jornada ha salido a la luz que los grupos rebeldes presentes en las localidades de Arbin, Ein Terma, Jobar y Zamalka han acordado igualmente ser evacuados a la provincia de Idlib.

El acuerdo, según recoge la agencia británica de noticias Reuters, implicaría la salida de unas 7.000 personas de estas localidades, incluidos familiares de los milicianos, y la entrega de sus armas.

El Ejército sirio y las fuerzas aliadas han recuperado el 70 por ciento de la región de Ghuta Oriental, ubicada en los alrededores de Damasco, tras semanas de bombardeos que han dejado más de un millar de muertos.

La derrota en el este de Ghuta marcaría el peor revés para la rebelión contra Al Assad desde que la oposición fue expulsada de la zona oriental de Alepo a finales de 2016, después de una campaña similar de asedio, bombardeos, asaltos terrestres y la promesa de una salida segura.