Absuelven a un gobernador de Kenia de tener relación con la matanza de 65 personas el pasado mes de junio

Actualizado 05/07/2015 8:40:42 CET

MOMBASA, 11 Sep. (Reuters/EP) -

El gobernador del departamento keniano de Lamu, Issa Timamy, que había sido detenido en relación con un ataque armado en el que murieron al menos 65 personas, queda finalmente absuelto, después de que el tribunal haya asegurado este miércoles que no hay pruebas en contra de este dirigente del partido Frente Democrático Unido (UDF, en sus siglas en inglés).

Timamy fue arrestado después de que un grupo de hombres armados atacaran una ciudad y pueblos cercanos en el área de Mpeketoni el pasado mes de junio, quemando hoteles y obligando a la gente a huir de sus casas. Los fiscales habían acusado a Timamy de asesinato, traslado forzoso de poblaciones y de delitos relacionados con el terrorismo.

Sin embargo, el tribunal insiste en que no hay pruebas que lo vinculen con el peor derramamiento de sangre desde que los rebeldes somalíes de Al Shabaab mataron a 67 personas en un ataque a un centro comercial de Nairobi, el año pasado. "La Fiscalía no ha presentado ninguna prueba que lo demuestre", ha indicado el juez Martin Muya en su fallo.

Timamy, que estaba en libertad bajo fianza, reunió a cientos de sus partidarios fuera de la sala del tribunal y dijo que la verdad le había liberado. "Sigo insistiendo en que no tenía nada que ver con los asesinatos. ¿Por qué iba yo a matar a mi propia gente?", ha dicho ante los aplausos de la multitud.

El presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, culpó de la violencia en un primer momento a las redes políticas locales en lugar de a los terroristas de Al Shabaab, que se atribuyeron la responsabilidad. Más tarde cambió de parecer, diciendo que combatientes de Al Shabaab participaron en esta matanza.

Las rivalidades étnicas se han mantenido activas durante décadas en Lamu y la vecina Tana River, donde más de cien personas murieron entre 2012 y 2013 en la lucha por el agua y las tierras de pastoreo. Al Shabaab, por su parte, dice que está atacando a Kenia para castigarlo por el envío de tropas a Somalia.