La acampada de 'Occupy Los Angeles' será desalojada la próxima semana

Actualizado 24/11/2011 8:55:17 CET

LOS ANGELES, 24 Nov. (Reuters/EP) -

El Ayuntamiento de Los Angeles ha avisado a los miembros del movimiento 'Ocuppy' que desde hace ocho semanas están acampados a la entrada del edificio que la próxima semana serán desalojados, según han informado representantes del movimiento.

El anuncio se habría producido en el marco de una reunión celebrada este miércoles entre representantes del movimiento, de la Policía y del Ayuntamiento de Los Angeles, que no ha sido confirmada por ninguna de las dos últimas partes.

El movimiento ha publicado en su página web parte del contenido de la reunión. "El Ayuntamiento cerrará el parque la próxima semana", habría dicho el vicealcalde, Matt Szabo, a los manifestantes de 'Occupy'.

Además, un policía, cuya identidad no aparece, les habría advertido en contra de llevar a cabo acciones violentas. "El uso de la fuerza dependerá de vuestro comportamiento. No quiero ver policías atacados con botes de pintura, extintores... etc.", habría indicado.

El campamento de 'Occupy Los Angeles' es uno de los más duraderos y numerosos de los asentados a lo largo de la costa oeste de Estados Unidos a raíz del movimiento 'Occupy Wall Street', que ya suma dos meses.

Instalado el pasado 1 de octubre en los jardines que rodean el Ayuntamiento de Los Angeles, cuenta con unas 800 personas y 400 tiendas de campaña, según datos de los representantes del movimiento y de las autoridades locales.

OFERTA DE TRASLADO

El abogado Jim Lafferty, que representa a 'Occupy Los Angeles', ha informado de que el Ayuntamiento ha ofrecido a los manifestantes una serie de alternativas para trasladar el campamento a otros puntos de la ciudad, una vez sea desmantelado.

Al parecer, las autoridades han ofrecido al movimiento alquilar 10.000 metros cuadrados de una vieja librería ubicada en un centro comercial por un dólar (0,74 euros) al año durante diez años, así como dos parcelas para cultivar sus propios alimentos. Además, ha prometido garantizar un hogar a las personas que han utilizado el campamento como residencia.

No obstante, los manifestantes han decidido rechazar la oferta al considerar que es un intento de coacción por parte de las autoridades.

En contra de esta versión, Teddy Davis, portavoz del alcalde de Los Angeles, Antonio Villaraigosa, ha indicado que el Ayuntamiento no ha ofrecido una localización alternativa a los acampados. "Ha habido un malentendido, solo ha habido una oferta para seguir con las negociaciones", ha explicado.

A pesar de esta respuesta, Lafferty ha mantenido su versión. "Ellos han actuado de mala fe en estas negociaciones porque han retirado ofertas que habían puesto por escrito sobre la mesa", ha aseverado.