ACH alerta de que la intensificación de las lluvias en Perú ha dejado a cientos de municipios incomunicados

Inundaciones en Perú
REUTERS
Publicado 22/03/2017 20:28:50CET

MADRID, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

Acción Contra el Hambre (ACH) ha alertado este miércoles de que la intensificación de las lluvias torrenciales en Perú está dejando a un gran número de municipios incomunicados, donde la población carece de acceso a bienes básicos como agua, alimentos o medicinas.

Al menos 725.773 personas, entre ellas más de 248.000 niños, se han visto afectadas por las intensas lluvias e inundaciones que afectan a más de la mitad de Perú desde diciembre de 2016.

"En estos momentos lo más urgente es encontrar refugio para la población afectada. Además, es necesario comenzar en cuanto sea posible las labores de limpieza y fumigación de las zonas inundadas para prevenir y detener la proliferación de enfermedades relacionadas con el agua, como el dengue o el cólera", ha señalado Jesús Baena, coordinador de la respuesta de emergencia de agua y saneamiento de ACH en Perú.

En conjunto, el Sistema de Información Nacional para la Prevención y Atención de Desastres (SINPAD) da cuenta de 78 fallecidos y 20 desaparecidos desde que en diciembre comenzó la temporada de lluvias en Perú. Además, informa de 99.475 damnificados, 626.298 afectados y 263 heridos. El balance incluye 10.538 viviendas hundidas, 12.123 viviendas inhabitables y 134.125 afectadas en menor medida.

"Muchas zonas peri-urbanas afectadas no contaban con sistemas de agua potable y desagües. La población necesita un mayor acceso a agua segura en cantidad suficiente", ha apuntado. Con la destrucción y bloqueo de carreteras, un gran número de áreas se encuentran todavía incomunicadas.

"Más de 800 kilómetros de caminos rurales y más de 150 puentes han quedado inutilizables, dificultando el acceso a parte de la población afectada, que continúa necesitando dar respuesta a sus necesidades más inmediatas", ha añadido Baena.

Los pronósticos apuntan a que las precipitaciones se intensificarán durante la próxima semana, especialmente en las regiones de la costa norte del país, las más golpeadas por las precipitaciones de los últimos días.

Además, las autoridades advierten de que es muy posible que continúen las lluvias, lo que podría agravar la situación y las labores de reparto de ayuda, ya que hay 159 puentes destruidos, 3.814 kilómetros de carreteras afectadas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies