ACH alerta de que "la población de Irak sigue en peligro" pese a la liberación de Mosul

Niños desplazados de Mosul
REUTERS / ALKIS KONSTANTINIDIS
Publicado 13/07/2017 14:35:11CET

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

La ONG Acción contra el Hambre (ACH) ha alertado este jueves del peligro al que se enfrenta la población de iraquí, pese al anuncio del Gobierno de que la ciudad de Mosul ha sido liberada, y ha hecho un llamamiento a los países miembros de la coalición contra Estado Islámico, así como a las fuerzas iraquíes, para que no hagan de la lucha contra el terrorismo una fuente de sufrimiento extremo para los civiles.

El primer ministro iraquí, Haider al Abadi, declaró el lunes desde Mosul la reconquista definitiva de la ciudad, que ha sido el bastión de Estado Islámico en el país desde que el líder del grupo terrorista, Abú Bakr al Baghdadi, proclamara un califato hace tres años. La pérdida del control de Mosul es el mayor golpe asestado hasta ahora a los yihadistas, que, no obstante, siguen teniendo el control sobre algunas zonas.

Según ACH, desde que comenzara la ofensiva militar en Mosul, hace nueve meses, la población civil se ha enfrentado a dramáticas condiciones de vida. Además del hambre por la escasez de alimentos, en Ramadi, Faluya o Mosul los civiles han sido usados como escudos humanos, han sido blanco de los francotiradores y han estado expuestos a los incesantes bombardeos y a la artillería de la coalición internacional liderada por Estados Unidos, de las fuerzas iraquíes y del grupo terrorista.

ACH ha emplazado a las partes en el conflicto a que no se cometan los mismos errores en los enfrentamientos que resulten de las operaciones militares restantes. Se estima que más de 150.000 personas están atrapadas en Hawija, Talafar y Anbar. "Las poblaciones en las que hay personas atrapadas deben recibir todo el apoyo, seguridad y protección necesarios", ha dicho la ONG.

"Después de años de supervivencia bajo Estado Islámico, necesitan nuestra ayuda y no nuestra desconfianza" ha asegurado ACH. Varios informes muestran que los civiles han tenido que hacer frente diariamente a la violencia y a la violación de los Derechos Humanos básicos por parte de los actores armados "independientemente del bando al que pertenecieran", han asegurado los responsables de la misión de ACH en Irak, donde trabajan desde 2013.

Las necesidades de todos aquellos que han tenido que abandonar sus hogares son enormes en todo Irak, especialmente en Mosul, cuyos habitantes se han visto obligados a desplazarse varias veces. Más de 1.750.000 personas permanecen desplazadas en los diferentes distritos del centro de Irak e incluso en lugares que no están bajo el control de Estado Islámico no se cumplen las condiciones mínimas que permitan el regreso de forma segura.

"No podemos esperar a que finalicen las operaciones militares para empezar a pensar en el futuro de Irak", ha defendido ACH, que sostiene que la prioridad ahora debe ser el compromiso colectivo para ayudar a mejorar las condiciones de vida de las poblaciones.

Además, ACH considera que para la reconciliación a largo plazo es necesario que todos los actores armados hagan todo lo posible para proteger las vidas de la población y las infraestructuras, que se garantice la asistencia humanitaria y se respete la imparcialidad y el espacio humanitario, y que, por último, la coalición y sus colaboradores garanticen que el acceso de la población a las zonas seguras no suponga poner su vida en peligro.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies