ACH hace un llamamiento para poner fin al conflicto en Sudán del Sur tras la declaración de la hambruna

Sudán del Sur declara la hambruna en algunas zonas
EUROPAPRESS
Publicado 21/02/2017 22:51:14CET

MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

Acción contra el Hambre (ACH) ha hecho este martes un llamamiento urgente a los líderes políticos para que pongan fin al conflicto en Sudán del Sur "en respuesta" a la declaración de la hambruna en el estado de Unidad, donde unas 100.000 personas afrontan "niveles catastróficos de hambre" y un "inminente riesgo de muerte".

En un comunicado, la ONG ha subrayado que "la gravedad de la actual crisis no tiene precedentes" y ha asegurado que un total de 4,9 millones de personas, el 42 por ciento de la población del país, "necesitan urgentemente asistencia alimentaria".

"La declaración de hambruna en los condados de Leer y Mayendit, en el estado de Unidad no es una sorpresa", ha afirmado el director general de ACH, Olivier Longué. "Como sabemos por décadas de experiencia, las hambrunas son causadas por el hombre. Las señales de alerta estaban ahí. Sin embargo, ante este crítico escenario, la respuesta humanitaria internacional es vergonzosamente insuficiente. El personal humanitario sufre frecuentes amenazas a su seguridad y el compromiso político para poner fin a la crisis sigue siendo insuficiente", ha explicado.

Tras recordar que gran parte de la población del estado de Unidad vive desplazada por el conflicto, ACH ha subrayado que, a pesar del acuerdo de paz firmado en 2005, "la agitación política y el conflicto continuo, combinado con la inseguridad generalizada, la inflación, el déficit alimentario y una economía inestable han contribuido a una emergencia humanitaria en espiral".

"Mediante nuestros equipos de vigilancia y evaluación hemos llevado a cabo varias evaluaciones técnicas en el Estado de Unity y en otras regiones del país, cuantificando la prevalencia de la desnutrición aguda que supera con creces los umbrales de emergencia", ha explicado la ONG.

"El análisis del IPC y los datos nos señalan claramente dónde se necesita la asistencia humanitaria a gran escala de manera más intensa: en las áreas directamente afectadas por el conflicto", ha indicado la directora de Programas de Acción contra el Hambre, Rebeckah Piotrowski.

"Tenemos las herramientas para anticipar y tomar medidas antes de que sea demasiado tarde. Es inaceptable que la comunidad internacional espere a que las crisis se deterioren dramáticamente antes de movilizar una respuesta adecuada", ha señalado.

"En las emergencias, cada vez más complejas y prolongadas, debemos hacer algo más que mantener a la gente viva", ha subrayado Longué. "Por supuesto, actualmente nuestras prioridades más inmediatas en Sudán del Sur están dirigidas a salvar vidas y aliviar el sufrimiento. Pero también debemos pensar en la respuesta posterior y salir de la respuesta de emergencia tradicional. Tenemos que planificar las soluciones que ayudan a trazar un itinerario en el que las comunidades puedan reconstruir y ser más resilientes a las crisis", ha explicado.

ACH ha hecho hincapié en que "Sudán del Sur ha llegado a un punto sin salida" y ha asegurado que los actores humanitarios "están sobrecargados ante las abrumadoras necesidades, la falta de fondos y un entorno volátil".

"Es evidente que los actores humanitarios son incapaces de resolver la crisis en sí, pero se les deja trabajar para satisfacer las necesidades de las poblaciones afectadas sin acceso a ellas, sin financiación y sin suministros", ha afirmado.

Por ello, la ONG ha hecho un llamamiento a la comunidad internacional y a las partes para que "pongan fin al conflicto" y movilicen "una financiación flexible y a largo plazo que permita a los agentes humanitarios la estructuración de una programación para satisfacer las necesidades cuando existan ventanas de acceso".

En esta misma línea, ha pedido que "se financie totalmente la respuesta de emergencia y se mantenga activa esta fuente" y "se permita el acceso incondicional y sin obstáculos a las zonas actualmente inaccesibles en el Estado de Unidad". "Sin una solución política y un acceso seguro e incondicional a las poblaciones necesitadas, el sufrimiento aumentará y más niños morirán", ha advertido.

Por último, la ONG ha contado que su personal está respondiendo a las necesidades humanitarias urgentes de las poblaciones en cuatro estados de Sudán del Sur: Jonglei, Bahr el Ghazal del Norte, Warrap y Equatoria Central (Yuba). "Estamos llegando a más de 3349.500 personas con programas de alimentación y nutrición de emergencia, así como medios de subsistencia e intervenciones de agua y saneamiento", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies