ACNUR abre un nuevo campamento para desplazados en las inmediaciones de Mosul

Desplazados de Mosul
ANDRES MARTINEZ CASARES / REU
Publicado 13/05/2017 1:09:52CET

MADRID, 13 May. (EUROPA PRESS) -

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha abierto esta semana un nuevo campamento en las inmediaciones de la ciudad iraquí de Mosul para aquellas familias que se han visto obligadas a desplazarse debido al aumento de la violencia en el oeste de la localidad.

El nuevo refugio, donde ya residen 96 familias --unas 500 personas--, albergará a unas 9.000 personas, según ha indicado en un comunicado la ONU, que ha señalado que las personas que ya se han desplazado hasta el lugar han recibido artículos de primera necesidad, como mantas y utensilios de cocina.

"Las personas que huyen de Mosul corren un grave peligro. Quienes llegan al refugio nos cuentan que la situación es muy seria. Los combates y bombardeos son cada vez más intensos", ha aseverado el portavoz de la agencia de Naciones Unidas en Ginebra, Andrej Mahecic.

"La falta de servicios básicos, de comida, agua y combustible suponen un gran desafío. Algunas familias han estado viviendo con una sola comida al día", ha añadido Mahecic, que ha explicado que éste figura como el duodécimo campamento que Naciones Unidas abre en la zona.

Las autoridades de Irak han señalado que más de 630.000 personas se han visto obligadas a desplazarse en las inmediaciones de Mosul desde 2016, cuando comenzó la operación militar puesta en marcha para recuperar la ciudad, que se encontraba en su totalidad bajo el control del grupo terrorista Estado Islámico desde 2014.

A pesar de los riesgos a los que se enfrentan al abandonar la ciudad, el número de personas que continúa desplazándose desde Mosul sigue aumentando, según ACNUR, que ha instado a las partes enfrentadas en el conflicto a garantizar la seguridad de los civiles y permitir que estos abandonen las zonas de combate sin correr ningún riesgo.

En marzo, ACNUR alertó de que la capacidad de los campamentos se estaba agotando rápidamente en el este, mientras que los del sur de la ciudad estaban llenos. Según datos del a ONU, había hasta la fecha 195.000 personas alojadas en 21 campamentos de la zona.

Mahecic ha denunciado que la asistencia a los desplazados en Irak se encuentra en peligro debido a la escasez de fondos. ACNUR, que ya ha puesto en marcha la construcción de otro campamento para unas 60.000 personas, únicamente ha recibido el 18 por ciento de la financiación que solicitó para obtener resultados decisivos en el marco de la lucha contra la crisis humanitaria en el país.

Este jueves, las fuerzas de seguridad iraquíes han irrumpido en un barrio ubicado en el oeste de Mosul, un movimiento que se suma a los importantes avances llevados a cabo durante los últimos días en el noroeste de la localidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies