ACNUR abre otro campamento de desplazados en Irak ante la creciente llegada de familias que huyen de Mosul

 

ACNUR abre otro campamento de desplazados en Irak ante la creciente llegada de familias que huyen de Mosul

Desplazados de Mosul
ANDRES MARTINEZ CASARES / REU
Publicado 13/04/2017 2:22:04CET

MADRID, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha anunciado este miércoles la apertura de un nuevo campamento de desplazados en los alrededores de la localidad iraquí de Mosul, en medio de la ofensiva de las fuerzas de seguridad contra el grupo yihadista Estado Islámico en la ciudad.

El nuevo campamento está situado en la localidad de Hammam al Alil, al sur de la ciudad de Mosul, en la misma en la que el pasado mes de marzo ACNUR levantó el campamento Chamakor. En un comunicado, el organismo ha señalado que la construcción del nuevo campamento responde a la necesidad de albergar a los miles de nuevos desplazados que siguen huyendo de la ofensiva militar en el oeste de Mosul.

Este mismo miércoles han llegado medio millar de personas. Cada familia recibirá, dependiendo de su tamaño, una tienda y varios artículos de primera necesidad --mantas, esteras, kits de cocina y luz solar--. Hasta el momento el campamento cuenta con 2.500 tiendas preparadas, suficientes para albergar a más de 15.000 personas.

No obstante, ACNUR ha explicado que tras finalizar la segunda fase de construcción del campamento, éste tendrá capacidad para unas 30.000 personas.

Hammam al Alil, ubicado a unos 25 kilómetros al sur de Mosul, es zona de tránsito a la que son enviadas miles de familias que huyen del conflicto en la ciudad. El primer campamento levantado está completo y muchas familias han tenido que ser trasladadas a otras áreas al este de Mosul, donde hay más espacio.

Sin embargo, este segundo campamento --Hammam al Alil 2-- permitirá que las familias puedan alojarse temporalmente más cerca de sus lugares de origen.

El representante de ACNUR en Irak, Bruno Geddo, ha explicado que la necesidad de abrir el campamento Hammam al Alil 2 responde al "crecimiento en las cifra de personas que huyen del oeste de Mosul". "En torno a medio millón de personas se cree que todavía siguen en el sector occidental de la ciudad, y tememos que pueda haber flujos de desplazados aún mayores", ha indicado.

"Estamos trabajando día y noche para preparar más campamentos y tener más zonas de albergue disponibles para las familias que llegan, exhaustas, hambrientas, sedientas y, a menudo, también traumatizadas", ha agregado.

Según las cifras oficiales que baraja ACNUR, más de 400.000 personas se han visto obligadas a desplazarse de Mosul y de sus alrededores desde el pasado mes de octubre, cuando se inició la ofensiva militar contra Estado Islámico. Entre ellos se encuentran unos 282.000 procedente de la zona occidental, desplazados desde mediados de febrero.

Un total de 91.000 personas han regresado a sus lugares de origen, si bien las familias que abandonaron la zona occidental de Mosul denuncian un empeoramiento de las condiciones según se recrudecen los combates. Además de Hammam al Alil 2, ACNUR tiene otros dos campamentos en construcción: uno de ellos, Hasansham U2, que se abrirá este mismo mes.

LAS OPERACIONES EN MOSUL

Estado Islámico controla Mosul desde verano de 2014 y la ha convertido en su principal bastión en Irak. Las fuerzas de seguridad lanzaron una ofensiva en octubre para intentar recuperar la ciudad.

A finales de enero, el Ejército de Irak anunció la toma de todos los barrios de Mosul ubicados al este del río Tigris, si bien los yihadistas siguen controlando la zona occidental de la ciudad.

El primer ministro de Irak, Haider al Abadi, ordenó el 19 de febrero el reinicio de la ofensiva contra los yihadistas en el oeste de la ciudad, pidiendo a sus tropas que "respeten los Derechos Humanos".

Los milicianos yihadistas están prácticamente rodeados en la parte occidental de Mosul, donde aún quedan unos 750.000 civiles tras la toma de la parte oriental de la ciudad el pasado mes de enero tras más de tres meses de combates.

En el oeste de Mosul se encuentra el casco histórico con zocos centenarios, edificios oficiales y la mezquita desde la que el líder de Estado Islámico, Abu Bakr al Baghdadi, proclamó el califato en 2014.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies