ACNUR advierte a la UE de que "se agota el tiempo" para una solución

Refugiados sirios tras llegar a la isla griega de Lesbos
ALKIS KONSTANTINIDIS / REUTER
Publicado 18/09/2015 14:11:37CET

La agencia de la ONU subraya que el cierre de fronteras y el bloqueo de rutas solo sirve para que se abran otras nuevas

GINEBRA, 18 Sep. (Reuters/EP) -

El número de inmigrantes y refugiados en Europa aumentará en los próximos días y su flujo puede que se fragmente en nuevas rutas, ha advertido este viernes el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), instando a la UE a aprovechar su última oportunidad de resolver esta crisis la próxima semana.

El portavoz de ACNUR, Adrian Edwards, ha considerado que la reunión de ministros del Interior y de Justicia el martes y el Consejo Europeo extraordinario el miércoles serán "crucialmente importantes".

"Estas ocasiones podrían ser la última oportunidad para una respuesta europea positiva, unida y coherente a esta crisis. El tiempo se agota", ha subrayado.

ACNUR ha sido criticada, incluso por antiguos trabajadores y expertos en política humanitaria, por no ser lo suficientemente tajante en la apertura de puertas en Europa, como hizo en crisis anteriores, incluido el éxodo de Hungría en 1956.

"Las condiciones ahora mismo en el sureste de Croacia son seriamente preocupantes. Hay al menos 13.000 personas que han cruzado hasta las 8 o las 9 de esta mañana. Había muy poca ayuda a mano", ha señalado Edwards a Reuters.

Según el portavoz, la Unión Europea no ha conseguido gestionar un problema manejable. Cerrar fronteras ha desviado los flujos de refugiados de Hungría, donde las autoridades han empleado tácticas que la ONU ha calificado de "xenófobas", a Croacia.

EL BLOQUEO DE RUTAS ABRE OTRAS

"Si las rutas se bloquean en un sitio indudablemente se verá a personas movimiento a otras rutas. Ya hemos visto casos de personas llegando a Brindisi, en Italia, desde Turquía. Se podría ver a más personas llegando por la ruta Libia-Italia. Cerrar fronteras realmente no resuelve nada en absoluto, simplemente lo empuja a otro sitio", ha añadido.

Edwards ha asegurado que ACNUR está siguiendo de cerca la situación en Eslovenia, Austria y Croacia, pero la presión podría volver a Serbia si la cifra de inmigrantes aumenta ahí.

"Cuando se empuja a la gente en distintas direcciones se vuelve mucho más difícil gestionarlo porque van por múltiples rutas diferentes", ha prevenido.

Preguntado sobre si ACNUR podría ayudar a gestionar trenes para trasladar a los refugiados directamente através de Hungría y Austria a Alemania, ha dicho que la agencia de la ONU quiere una respuesta europea colectiva en lugar de una "gravitación hacia un país o dos países donde la situación podría en último término volverse ingestionable".

Joel Millman, portavoz de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), ha advertido de que la incapacidad de Europa de resolver la situación plantea el riesgo de que el continente vuelva a las rivalidades que llevaron a la Segunda Guerra Mundial.

"Es muy similar a lo que ocurrió en los años 1920 en Europa donde la política de mendiga a tu vecino en materia comercial puso a los países enfrentados entre sí y llevó a la guerra. Tememos que algo similar esté ocurriendo ahora con el endurecimiento de fronteras y como respuesta a las decisiones de Alemania", ha afirmado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies