ONU y ONG alertan sobre el riesgo de aludes e inundaciones en la zona afectada por el Volcán de Fuego

El Volcán de Fuego
REUTERS / CARLOS JASSO
Actualizado 12/06/2018 17:04:20 CET

MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y Acción contra el Hambre (ACH) han advertido este martes sobre el peligro de que se produzcan aludes e inundaciones en las zonas afectadas por la erupción del Volcán de Fuego, que ha dejado un saldo de al menos 110 muertos, 197 desaparecidos y cerca de dos millones de damnificados.

"El Volcán de Fuego sigue activo y ACNUR está preocupado por el pronóstico de lluvias, que podría aumentar el riesgo de aludes", ha dicho el portavoz de la agencia de la ONU, Andrej Mahecic, en declaraciones a los medios de comunicación desde la sede de Ginebra.

También ha expresado su especial preocupación por los 1,7 millones de personas que se estima que están afectadas por esta "tragedia humanitaria". ACNUR, ha indicado Mahecic, "ha movilizado equipos para ayudar a evaluar la situación y determinar las necesidades mediante visitas a los albergues colectivos y a las comunidades de acogida".

El portavoz ha explicado que en estos momentos la prioridad es dar "apoyo urgente" a las miles de personas que han tenido que abandonar sus casas y que en muchos casos las han perdido para siempre bajo la lava y la ceniza del Volcán de Fuego. ACNUR brinda especial atención a las personas con discapacidad, embarazadas, lactantes y niños, ha indicado.

Por su parte, ACH ha explicado que, aunque "no se espera que nuevas erupciones del Volcán de Fuego causen daños y víctimas como los producidos durante el primer día, dado que las comunidades cercanas ya están desplazadas, actualmente existe un riesgo creciente de lahares e inundaciones que va mucho más allá del área afectada directamente".

La ONG ha indicado que las inundaciones podrían producirse en cualquier momento entre junio y noviembre y por ello ha comenzado a identificar las comunidades que podrían verse afectadas por el desbordamiento de los ríos por los que ahora discurre una mezcla de agua y cenizas, así como rutas de evacuación y puntos seguros para realojar a la población.

Además, ha señalado que los materiales escupidos por el Volcán de Fuego "han destruido o dañado los cultivos y el ganado, lo que ha tenido un impacto negativo en los medios de subsistencia de algunas de las comunidades más afectadas en los tres departamentos de Chimaltenango, Sacatepéquez y Escuintla", así como en la provisión de comida y agua.

La ayuda ha comenzado a llegar a las zonas afectadas por los flujos piroplásticos pero no donde han caído fragmentos sólidos y cenizas que han perjudicado a cultivos de café y maíz. "Estamos valorando la pertinencia de hacer transferencias monetarias a las familias o comunidades donde la cosecha se haya perdido total o parcialmente", ha dicho Víctor Velasco, responsable del equipo de emergencia de ACH desplazado a la 'zona cero'.

Asimismo, la ONG ha apuntado que el número de personas evacuadas en albergues no deja de crecer, ya hay más de 5.000, según datos oficiales, y empiezan a surgir "carencias en saneamiento considerando los estándares mínimos humanitarios de 20 personas por baño y punto de baño".

"Estamos trabajando para responder a estas necesidades mediante la instalación de sanitarios, duchas portátiles y puntos de lavado, así como la puesta en marcha de campañas de promoción de higiene", ha comentado el responsable de ACH en el lugar.

El Volcán de Fuego entró en erupción por segunda vez este año el pasado 3 de junio y desde entonces se mantiene activo. La zona cero, en el centro de Guatemala, se ha declarado "inhabitable" y el Gobierno ha tenido que declarar el "estado de calamidad" para movilizar la ayuda de emergencia.