ACNUR cifra en 45.000 y 104.000 los desplazados en Ghuta Oriental y en Afrin

Familia de desplazados en Afrin
REUTERS / KHALIL ASHAWI
Publicado 20/03/2018 12:21:23CET

MADRID, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) ha expresado este martes su "alarma" ante el deterioro de la situación humanitaria como consecuencia de los enfrentamientos en el enclave rebelde de Ghuta Oriental, cerca de Damasco, y de Afrin, en el noroeste, lo cual ha provocado 45.000 y 104.000 desplazados, respectivamente.

"Reiteramos nuestro llamamiento a proteger y salvaguarda tanto a los nuevos desplazados como a los cientos de miles de civiles que siguen atrapados por los feroces combates y en acuciante necesidad de ayuda" en Ghuta Oriental, enclave rebelde asediado por las fuerzas gubernamentales, ha reclamado el portavoz de ACNUR, Andrej Mahecic, en rueda de prensa en Ginebra.

Aunque la agencia de la ONU no está participando en la evacuación de civiles de Ghuta, sí está presente en los refugios improvisados a los que están llegando "miles de familias agotadas, hambrientas, sedientas y enfermas" y "donde las condiciones son miserables", ha explicado el portavoz, subrayando que las necesidades "aumentan cada hora" además de haber un grave riesgo para la salud.

"Todos los refugios existentes están extremadamente congestionados y superpoblados y carecen de saneamiento básico. La gente hace fila durante horas para usar las letrinas y muchos no tienen electricidad", ha denunciado, subrayando que ante esta situación ACNUR y el resto de agencias de la ONU, en coordinación con la Media Luna Roja Siria, trabajan "contrarreloj" para ofrecer asistencia.

"La falta de cobijo adecuado es una gran preocupación y estamos haciendo todo lo posible para solventarlo", ha asegurado Mahecic, precisando que se han enviado desde el noreste de Siria 800 tiendas de campaña familiares que se espera que lleguen a Damasco en las próximas 48 horas.

Así las cosas, el portavoz de ACNUR ha reclamado "acceso completo y sin restricciones a los civiles tanto dentro como fuera de Ghuta Oriental" y el pleno respeto de la libertad de movimientos de los civiles, quienes deben poder elegir "el lugar en el que se sienten seguros". "Se les debe permitir y garantizar el derecho a elegir permanecer en Ghuta Oriental o buscar su seguridad en otra parte", ha insistido.

En lo que respecta a Afrin, el enclave kurdo en el noreste de Siria objeto de una operación militar por parte de Turquía, Mahecic ha señalado que "unas 104.000 personas se han visto desplazadas de sus hogares en la región de Afrin por la última escalada en los combates".

Unos 75.000 de ellos, ha precisado, se encuentra en Tal Rifaat, mientras que otros 29.000 se han refugiado en Nubol y Zahraa y otras localidades aledañas en la zona rural de Alepo. Además, ha agregado, otros 10.000 civiles estarían atrapados en Az Ziyara, "intentando sin éxito cruzar hacia las zonas controladas por el Gobierno sirio", ha indicado.

Un equipo de ACNUR que visitó Nubol este lunes pudo ver de primera mano lo abarrotados que están las escuelas y las mezquitas en las que han buscado refugio quienes han escapado de Afrin, ha explicado el portavoz.

"Al igual que en Ghuta Oriental, la libertad de movimientos para los recién desplazados de Afrin es esencial", ha sostenido Mahecic. "Instamos al paso seguro y rápido hacia Alepo y otros destinos donde muchos de los desplazados dicen que tienen familiares, amigos u otras propiedades", ha reclamado.