ACNUR denuncia que algunos de los inmigrantes agredidos por los guardias de Manus están en estado grave

Inmigrantes agredidos en Manus
REFUGEE ACTION COALITION
Publicado 24/11/2017 11:03:17CET

MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha confirmado este viernes a través de sus propios observadores que varios de los inmigrantes desalojados este jueves a palos por los guardias del centro de detención de Manus, en Papúa Nueva Guinea, se encuentran en estado grave, y ha denunciado las constantes restricciones a las que se está viendo sometido su equipo para documentar la situación.

Las imágenes, recogidas por la ONG australiana Coalición para la Acción por los Refugiados y divulgadas esta pasada madrugada por los medios nacionales, muestran a los guardias golpeando con varas de metal a los inmigrantes durante el desalojo final del centro -- clausurado oficialmente el 31 de octubre --, una instalación de por sí criticada durante años por ser la máxima expresión de la durísima política antiinmigratoria de las autoridades australianas.

El ministro de Inmigración australiano, Peter Dutton, ha acusado a los activistas de "exagerar los acontecimientos" y de haber sido incapaces de presentar pruebas para refutar estas acusaciones. Sin embargo, fotos adicionales remitidas por las ONG a la cadena australiana ABC muestran al menos dos inmigrantes con varias contusiones.

ACNUR, por su parte, se ha declarado "profundamente perturbada" por la manera en que se ha desarrollado el que ha sido el último desplazamiento de refugiados.

"El metraje que hemos visto conmociona y es inexcusable", según un comunicado en el que asegura que sus observadores han visto que varios de los refugiados permanecen en el centro, que algunos de ellos se encuentran "gravemente heridos" y que su equipo está siendo objeto de importantes restricciones que le impiden documentar apropiadamente su labor.

"La situación que se está desarrollando en Manus presenta un grave riesgo de deteriorarse todavía más, ha declarado el representante de ACNUR en Canberra, Thomas Albrecht. "ACNUR insiste en sus peticiones a los diputados y líderes australianos para que tomen acción inmediata a la hora de proteger a los refugiados y solicitantes de asilo a Papúa Nueva Guinea", ha añadido.