ACNUR teme por la seguridad de 56 rohingya que quieren llegar por mar a Malasia

Foto de archivo de un grupo de rohingya llegando a Bangladesh en una embarcación
REUTERS / NAVESH CHITRAKAR
Publicado 02/04/2018 15:06:59CET

DACA, 2 Abr. (Reuters/EP) -

El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha expresado su preocupación este lunes sobre la seguridad de 56 refugiados rohingya que viajan en una embarcación hacia Malasia en mitad de una tempestad.

Según la portavoz de ACNUR Caroline Gluck, la embarcación podría haber salido de Rajine la semana pasada. El grupo se detuvo el sábado en una isla al sur de Tailandia tras una tormenta. Allí, los refugiados se reabastecieron y continuaron su viaje hacia Malasia, según la Policía tailandesa.

"Dadas las malas condiciones temporales que se dan actualmente en la costa oeste de la frontera entre Tailandia y Malasia, estamos preocupados por la seguridad de los refugiados", ha manifestado Gluck. "Si se da el caso de que se encuentran en peligro, esperamos que sean rescatados y que se permita su desembarco, tal y como reconoce el derecho marítimo internacional", ha añadido la portavoz.

ACNUR ha destacado que está en contacto con las autoridades marítimas malasias y que ofrecerá cualquier tipo de asistencia a los refugiados cuando estos lleguen.

LOS ROHINGYA SIGUEN HUYENDO

Alrededor de 700.000 rohingya han abandonado sus hogares en la provincia de Rajine, en la parte occidental del país, y se han desplazado hasta Bangladesh para huir de una campaña militar que la ONU y Occidente tachan de limpieza étnica.

Birmania ha defendido las acciones del Ejército diciendo que los militares persiguen de forma legítima a "terroristas" que han atacado a las Fuerzas Armadas. La campaña se inició como respuesta a una serie de ataques de milicianos rohingya contra la Policía a finales de agosto de 2017.

Esta ha sido la primera embarcación rohingya avistada en Tailandia en más de un año. El grupo seguía una ruta que los refugiados han utilizado durante años para llegar al sureste asiático.

ACNUR teme que el hacinamiento en los campos de refugiados de Bangladesh empuje a más rohingya a emprender viajes similares. Varios grupos de activistas esperan un aumento del número de embarcaciones rohingya dirigidas al sureste asiático, aunque no llegue a los niveles de antaño.

Decenas de miles de rohingya huyeron a través de rutas marítimas de Rajine en 2012, durante el último brote de violencia, aunque el flujo de refugiados no llegó a su punto más alto hasta 2015, cuando 25.000 personas cruzaron el mar de Andamán para llegar a Tailandia, Malasia e Indonesia.