Activistas estadounidenses de extrema derecha amplifican el alcance del ataque cibernético a la campaña de Macron

Hacker
PIXABAY
Publicado 07/05/2017 5:52:40CET

WASHINGTON, 7 May. (Reuters/EP) -

Una investigación del think tank estadounidense Atlantic Council ha revelado que varios activistas de extrema derecha, así como Wikileaks y diversos sistemas informáticos automatizados, han contribuido a amplificar el alcance del ataque cibernético perpetrado este sábado contra la campaña del candidato a la Presidencia de Francia Emmanuel Macron.

El ataque, que se produjo dos días antes de la celebración de los comicios y podría ser obra de un grupo próximo a la Inteligencia militar rusa, ha sacado a la luz correos electrónicos y otro tipo de comunicaciones internas.

El material filtrado, que según la campaña de Macron contenía documentos falsos, se difundió rápidamente a través de Twitter y Facebook, así como varios foros y páginas web, de una forma similar a la que tuvo lugar cuando se produjo el 'hackeo' de los documentos y correos electrónicos de la candidata presidencial estadounidense Hillary Clinton en 2016.

Los analistas de Atlantic Council han indicado que la etiqueta #MacronLeaks alcanzó los 47.000 'tweets' en tres horas y media desde que fue utilizada por primera vez por el periodista de extrema derecha estadounidense Jack Posobiec.

El 'tweet' de Posobiec fue compartido unas 50 veces en un minuto y 87 veces en los siguientes cinco minutos después de que se produjera el ataque cibernético. El analista de Atlantic Council Ben Nimmo ha asegurado que Wilileaks también contribuyó significativamente a la expansión de la información filtrada a través de Twitter.

El 'hackeo' se produjo poco antes de que en Francia entrara en vigor la jornada de reflexión de cara a unas elecciones históricas en las que por primera vez desde 1958 los dos candidatos no pertenecen a ninguno de los partidos tradicionales del país.

Al menos 9 gigabytes de datos han sido colgados en un perfil llamado EMLEAKS en Pastebin, una web que permite compartir documentos de forma anónima. "Hay una premeditación a la hora de hacer esto de forma anónima", ha manifestado John Hultquist, un ingeniero informático de la empresa de ciberseguridad FireEye.

Tras hallar indicios de modificaciones en los metadatos, la empresa de ciberinteligencia estadounidense Flashpoint ha señalado que el ataque pudo haberlo realizado un grupo vinculado al Servicio de Inteligencia de Rusia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies