Afganistán se compromete ante los donantes a atajar la pobreza y el terrorismo

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Afganistán se compromete ante los donantes a atajar la pobreza y el terrorismo

Ashraf Ghani, Abdulá Abdulá, Donald Tusk y Ban Ki Moon
FRANÇOIS LENOIR/REUTERS
Publicado 05/10/2016 14:50:16CET

BRUSELAS, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente afgano, Ashraf Ghani, ha prometido este miércoles que su Ejecutivo se centrará en atajar la pobreza y el terrorismo, los dos desafíos principales en la región, y ha agradecido la ayuda de la comunidad internacional para apoyar al país.

"Estoy seguro de que los superaremos", ha prometido el mandatario afgano durante la conferencia de donantes, organizada conjuntamente por el Gobierno afgano y la UE en Bruselas, a la que asisten 75 países y 25 organizaciones internacionales con el objetivo de mantener el actual nivel de apoyo de la comunidad internacional para el país, unos 4.000 millones de dólares anuales hasta 2020.

Ghani ha subrayado que la pobreza es "el principal problema" de la región y ha recordado que en Afganistán el 39% de la población vive con menos de 1,45 dólares al día y ha reclamado "sumar" fuerzas a la comunidad internacional para combatir el terrorismo de Al Qaeda y el Estado Islámico.

"El terrorismo no es un fenómeno a corto plazo. Es un fenómeno a medio plazo. Tenemos que sumar nuestras fuerzas", ha reclamado el mandatario afgano, que ha recordado que desde principio de 2015 las fuerzas afganas han asumido "plenamente" la responsabilidad de la seguridad en todo el país y ha defendido su capacidad para frenar las ofensivas talibán. "Kunduz es una ilustración", ha dicho, al tiempo que ha admitido que se "predecían una serie de ataques (de la insurgencia) para ensombrecer la conferencia de Bruselas".

El presidente afgano ha defendido ante la comunidad internacional los esfuerzos de diálogo con las fuerzas insurgentes para promover la paz y la reconciliación en el país tras 40 años de guerra en el país y ha puesto en valor el acuerdo que selló el Gobierno afgano con el grupo Hezb-e-Islami, del 'señor de la guerra' Gulbuddin Hekmatyar, cuya "clave" ha dicho es que "fue negociado en la capital de Kabul".

"Los afganos pueden hacer la paz. Haremos la paz. Estamos comprometidos con la política constructiva. No con la política destructiva", ha recalcado, al tiempo que ha pedido rendir con un minuto de silencio tributo a las fuerzas afganas e internacionales que han muerto combatiendo "codo con codo" en Afganistán para apoyar la libertad y soberanía del país.

Ghani ha defendido los avances de los últimos años en Afganistán incluido para "contener la corrupción" y ha instado a la comunidad internacional a "apoyar la plataforma emergente para el cambio sostenido" a través de la agenda de reformas "ambiciosas" de su Gobierno.

"Ello requiere atención, recursos y voluntad política", ha subrayado, agradeciendo "las nuevas promesas de ayuda generosas" de la comunidad internacional, que ha insistido en que se centrarán en "la reducción y la eliminación de la pobreza" y también que mantengan el apoyo para seguir entrenando a las fuerzas de seguridad afganas.

AYUDA CONDICIONADA

El mandatario afgano ha recordado que su Gobierno es el primero que pide que la asistencia "esté basada en condiciones" y ha defendido que la ayuda canalizada a través del presupuesto afgano es clave para apoyar las reformas, al tiempo que ha hecho una defensa cerrada sobre "la igualdad de oportunidades" para las mujeres en el país y su empoderamiento para garantizar su desarrollo.

"Estamos aquí para reafirmar nuestra implicación a largo plazo con la gente de Afganistán, la paz, el crecimiento inclusivo y el desarrollo durable", ha dicho el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, quien ha elogiado los progresos del Gobierno afgano para avanzar en las reformas, especialmente en la lucha contra la corrupción y ha recordado que el marco de "rendición de cuentas mutuo" acordado en la conferencia de donantes en Tokio sigue siendo la guía.

Ban ha alertado de que Afganistán seguirá necesitando ayuda de la comunidad internacional "durante años" para "consolidar los logros" y aunque ha incidido en la necesidad de garantizar una asistencia "predecible" y "sostenida" y mejorar en la eficacia de la ayuda, alineándola con las prioridades del Gobierno, ha avisado de que el nivel de ayuda "sustancial" que se busca lograr "sólo se puede justificar si la vida de los afganos se mejoran de forma visible y durable".

También ha apelado a "los actores regionales" a "ayudar a construir un futuro de paz y prosperidad" en Afganistán tras dejar claro que la paz y la prosperidad en este país requiere del apoyo regional.

"Tenemos que seguir trabajando en apoyo de un proceso de paz para Afganistán y la región", ha defendido el secretario general de la ONU, que ha avisado del "creciente número" de afganos desplazados. "Más de un millón de afganos se moverán, dentro de Afganistán y fuera"; ha alertado Ban, quien ha admitido que "la violencia actual continúa cobrándose un elevado precio".

EEUU PIDE A LOS TALIBÁN A SELLAR LA PAZ

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, ha instado a los talibán y otros grupos terroristas en Afganistán a sumarse al proceso de paz porque será la única forma de lograr "su objetivo de librar al país de fuerzas externas", al tiempo que ha prometido que el próximo Gobierno norteamericano el nivel de ayuda al desarrollo para Afganistán "en el nivel actual o muy próximo" hasta 2020.

"Es un conflicto que no puede ser ganado y no será ganado en el campo de batalla. Un acuerdo político negociado con el Gobierno afgano es la única manera de poner fin a los combates, garantizar la estabilidad duradera y lograr una retirada plena en última instancia de las fuerzas militares internacionales, que es su objetivo", ha dicho Kerry para lanzar un mensaje claro a los talibán y otros grupos terroristas a sumarse al proceso de paz.

"Su objetivo de librar a Afganistán de las fuerzas externas no ocurrirá a petición o por la insurgencia. Vendrá a través de la paz", ha alertado el jefe de la diplomacia estadounidense, que ha admitido que el primer acuerdo de paz sellado entre el Gobierno afgano y el grupo Hezb-e-Islami, del 'señor de la guerra' Gulbuddin Hekmatyar, "es un modelo" a seguir si se cumple y ha subrayado el papel clave que podrían jugar países como Rusia, Pakistán, India e Irán para apoyar la reconciliación en Afganistán.

La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, ha dicho que "el principal objetivo de la conferencia de hoy es comprometernos con apoyar Afganistán en los niveles actuales o próximos hasta 2020", unos 4.000 millones de dólares anuales, según ha avanzado una fuente europea.

"Ahora el paquete de reformas propuesto por el Gobierno tiene que traducirse en acción y también es esencial que el proceso de paz se reanude y traiga resultados sustanciales", ha dicho la jefa de la diplomacia europea, que ha insistido en que el primer acuerdo de paz sellado "es una señal alentadora que puede convertirse en un modelo a seguir en el camino hacia la paz".

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha avisado de que "sin seguridad no puede haber un desarrollo durable y sin desarrollo no puede haber una seguridad durable" en Afganistán y ha recordado el compromiso de los aliados en la cumbre de la OTAN en Varsovia de seguir entrenando a las fuerzas afganas y seguir financiándolas en los próximos años.

"Porque hemos visto que sigue habiendo desafíos y amenazas y vemos que los talibán siguen presente en Afganistán y por tanto tenemos que seguir apoyando al Ejército y las fuerzas de seguridad afganas", ha zanjado, apuntando las recientes ofensivas de la insurgencia en Helmand y Kunduz.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies