Fallece el militar italiano que resultó herido grave al ser rescatado de sus secuestradores en Afganistan

Actualizado 04/10/2007 16:14:24 CET

ROMA, 4 Oct. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, G. Moreno) -

El agente de los servicios secretos italianos que resultó herido de gravedad durante la operación de rescate que lo liberó de sus secuestradores en Afganistan falleció esta mañana en el hospital militar Celio de Roma, según informó el Ministerio de Defensa.

Lorenzo D'Auria, de 33 años, permanecía con vida gracias a un respirador artificial como consecuencia de las heridas de bala que recibió el pasado 24 de septiembre durante el ataque sorpresa que llevaron a cabo las fuerzas especiales británicas e italianas para liberarlo de sus secuestradores.

Tanto el ministro de Exteriores de Italia, Massimo D'Alema, como el titular e Defensa, Arturo Parisi, manifestaron públicamente su dolor por el fallecimiento del militar, mientras que los parlamentarios reunidos en la Cámara de los Diputados y el Senado del país transalpino guardaron un minuto de silencio.

D'Auria había sido secuestrado junto a otro agente italiano y su intérprete afgano, que también resultaron heridos durante la operación de rescate, aunque todavía se desconoce si los disparos que recibieron procedían de sus propios libertadores o de los secuestradores.

Durante la incursión, murieron ocho de los secuestradores, probablemente pertenecientes a un grupo taliban, mientras que el guía afgano que los acompañaba desapareció tras el secuestro, por lo que se especula sobre su posible traición.

Después de ser liberados, ambos militares fueron trasladados de urgencia a Italia, aunque las esperanzas de vida que los médicos daban a D'Auria eran escasas, debido a la gravedad de sus heridas.

Sin embargo, esto no impidió al agente contraer matrimonio con su compañera en una ceremonia 'in articulo mortis', prevista por la Iglesia católica en caso de que uno de los cónyugues se halle en urgencia de muerte y siempre que éste hubiera expresado previa y conscientemente su deseo de casarse. Ambos tenían tres hijos, de los que el más pequeño tenía apenas dos meses.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies