Afganistán.- Karzai confirma el abandono definitivo de las conversaciones de paz con los talibán

Actualizado 01/10/2011 2:54:55 CET

LONDRES, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Afganistán, Hamid Karzai, ha confirmado este viernes que su Ejecutivo ha roto definitivamente las conversaciones de paz con los talibán que inició en junio junto con Estados Unidos.

Karzai ha asegurado que su Gobierno no va a mantener nunca más un diálogo de paz con los talibán, una conclusión a la que llegó, ha dicho, tras el asesinato del expresidente afgano y encargado de las negociaciones con los insurgentes, Burhanuddin Rabbani.

Asimismo, Karzai ha insistido en que no ha podido contactar con el líder talibán, mulá Omar. "¿Dónde está (mulá Omar)? No podemos encontrar el Consejo Talibán, ¿dónde está?", ha manifestado.

En un encuentro con el 'premier' paquistaní, Yusuf Raza Gilani, el presidente afgano también ha subrayado que la paz solo puede lograrse con la participación y el diálogo con Pakistán.

"El mensaje ha cambiado como si se tratara de un miembro del Consejo Talibán y matara, y ellos (los talibán) ni lo confirman, ni lo desmienten", ha continuado Karzai, "por ello, no podemos hablar con nadie salvo con Pakistán".

PAKISTÁN, ALIADA PARA LA PAZ

El mandatario afgano ha cuestionado "cuál es la otra parte implicada en este proceso de paz" al alegar que "no tiene respuesta alguna", en alusión a los talibán. Sin embargo, ha concluido que, en la actualidad, "esa otra parte en el diálogo con nosotros es Pakistán", según ha informado la cadena británica BBC.

De hecho, el pasado jueves ya trascendió que la élite política de Afganistán ponía en duda el futuro de las conversaciones de paz con los talibán. En cambio, acusaron a Pakistán de fomentar la inestabilidad durante una reunión celebrada este miércoles en la que participó el propio Karzai.

El presidente afgano, partidario de intentar alcanzar un acuerdo para poner fin a la guerra, organizó el encuentro para hablar del futuro de las conversaciones de paz, a raíz del asesinato de Rabbani, que lideraba el Alto Consejo para la Paz, formado por Karzai el pasado octubre para negociar con los talibán.

En este contexto, Pakistán continúa siendo un foco de divergencias entre Estados Unidos y Afganistán en pos de una paz definitiva en la región. Las autoridades militares norteamericanas han culpado reiteradamente a la agencia de Inteligencia de Pakistán (ISI) de colaborar con la red terrorista Haqqani, que perpetró el doble atentado contra la Legación estadounidense y la sede de la OTAN en Kabul el mes pasado.

Por su parte, Pakistán ha negado estos presuntos vínculos y ha desmentido que apoye a las milicias insurgentes que actúan en Afganistán.