Karzai da "garantías" a la OTAN de que protegerá al personal de ISAF

Actualizado 29/02/2012 21:43:59 CET

Rasmussen se reúne con Clinton y Panetta en Washington para preparar la cumbre de Chicago

BRUSELAS, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, ha instado este miércoles al presidente afgano, Hamid Karzai, a "dar todos los pasos necesarios para garantizar que el fin de la violencia y para proteger al personal de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) de ataques" en el transcurso de una conversación telefónica que han mantenido este miércoles.

"El presidente Karzai ha dado garantías en este sentido", ha confirmado la Alianza Atlántica en un comunicado. El comandante de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF), el general estadounidense John Allen, ordenó de inmediato este sábado la retirada de todo el personal de la misión de la OTAN de los Ministerios afganos como medida de seguridad tras el ataque que ese mismo día se cobró la vida de dos oficiales del Ejército estadounidense dentro del Departamento de Interior, en el que trabajaban como asesores.

El ataque se produjo en medio de las protestas que llevan días impulsando los afganos en distintos puntos del país para denunciar la quema de decenas de ejemplares del Corán en la base estadounidense de Bagram por militares de la misión. Más de quince personas han muerto en el marco de estas protestas.

Rasmussen, de visita en Washington para preparar la próxima cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN que acogerá Chicago en mayo, también han discutido con Karzai sobre el compromiso de la Alianza Atlántica de firmar un acuerdo de asociación a largo plazo con Afganistán en la cumbre para seguir prestando apoyo al país después de 2014, cuando se espera que se complete la retirada del tropas internacionales del país asiático.

LOS ALIADOS PREPARAN LA CUMRE

El secretario general de la OTAN se ha reunido con la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, con su homólogo de Defensa, Leon Panetta, y con el consejero de Seguridad Nacional de la Administración estadounidense, Tom Donilon, para preparar la cumbre, fijada para los días 20 y 21 de mayo. También se ha reunido con el presidente de la Comisión de Exteriores del Senado, John Kerry, y el titular de la Comisión de las Fuerzas Armas del Senado, Lindsey Graham.

Además del acuerdo de colaboración a largo plazo con Afganistán y la próxima fase de transición de seguridad, la cumbre estará centrada en garantizar que la Alianza cuenta con las capacidades de defensa necesarias para garantizar la seguridad del territorio de los aliados y de sus poblaciones y atender los desafíos de seguridad del siglo XXI, así como el modo de reforzar los acuerdos de colaboración con organizaciones internacionales y terceros países para atajar desafíos de seguridad comunes.

Rasmussen ya ha avanzado que espera que los aliados pacten algunos proyectos de colaboración concretos en la cumbre de Chicago a partir de acuerdos multinacionales para sortear los recortes generalizados en los presupuestos de Defensa de los países aliados, incluidas las capacidades críticas de reconocimiento, vigilancia e Inteligencia. Los aliados también esperan declarar la capacidad interina del escudo antimisil que la OTAN se ha comprometido a poner en marcha para contrarrestar amenazas balísticas de países como Irán.

El danés ha mantenido este miércoles una reunión informal del Consejo del Atlántico Norte con los 28 embajadores ante la OTAN, que se han desplazado a Washington para participar en los preparativos de la cumbre.