Las agencias de Inteligencia occidentales habrían advertido a Saad Hariri de una conspiración contra él

Primer ministro de Líbano, Saad al Hariri
REUTERS / YIANNIS KOURTOGLOU
Publicado 05/11/2017 20:03:38CET

BEIRUT, 5 Nov. (Reuters/EP) -

Las agencias de Inteligencia occidentales habrían advertido al ex primer ministro libanés Saad Hariri de la existencia de un plan de asesinato en su contra, lo que habría impulsado su renuncia este sábado, cuando aseguró tener datos fiables sobre una conspiración en este sentido.

Según ha informado el periódico panárabe de propiedad saudí 'Asharq al Awsat', fuentes cercanas a Hariri "revelaron que había recibido advertencias occidentales de un intento de asesinato que se preparó contra él".

Hariri viajó a Riad este viernes, desde donde anunció su dimisión por televisión el sábado y aún no ha regresado a Líbano desde entonces. Argumenta su dimisión por una sospecha fiable de conspiración contra su vida de la que responsabiliza a Irán, rival de Arabia Saudí, y al movimiento libanés Hezbolá, aliado de Teherán.

Este sábado, el canal de televisión saudí Al Arabiya al Hadath, parte del mismo grupo de medios de comunicación que 'Asharq al Awsat', informó de que días antes se había producido otro intento de asesinato frustrado contra el ex primer ministro, que habría sido desarticulado por una rama de las Fuerzas de Seguridad Interna de Líbano, las ISF. La Inteligencia libanesa, sin embargo, ha negado tener conocimiento de esta ni de ninguna conspiración contra Hariri.

Fuentes cercanas al líder supremo iraní, el ayatolá Alí Jamenei, han responsabilizado de la dimisión al Gobierno de Riad. Según esta fuente, Hariri se reunió el viernes en Beirut con el asesor de Jamenei Alí Akbar Velayati para pedirle que deje de apoyar a los rebeldes de Yemen, país sobre el que Arabia Saudí mantiene un bloqueo. El fracaso de esta petición habría propiciado que el Gobierno saudí "ordenase" a Hariri que dimitiera.

El ministro saudí para Asuntos del Golfo, Thamer al Sabhan, ha declarado este domingo que cuenta con "información confirmada" sobre un plan para asesinar al ex primer ministro de Líbano. Por su parte, el secretario general de Hezbolá, Hasán Nasralá, ha atribuido la dimisión del primer ministro libanés, Saad Hariri, a la "locura saudí".