El agente que evitó el atentado contra un avión trabajaba para Londres

Actualizado 11/05/2012 10:10:39 CET

WASHINGTON, 11 May. (Reuters/EP) -

El doble agente que consiguió frustrar un plan de Al Qaeda para atentar contra un avión estadounidense con motivo del aniversario del asesinato del ex líder de Al Qaeda Usama bin Laden era un ciudadano británico, probablemente de origen saudí, que trabajaba con los servicios de Inteligencia de Reino Unido, según han informado fuentes de la lucha antiterrorista a Reuters.

El lunes, las autoridades estadounidenses anunciaron que habían conseguido frustrar un plan de Al Qaeda en la Península Arábiga (AQPA) para atentar con un artefacto no metálico, que sería una versión mejorada del utilizado por el joven nigeriano que trató de atentar en un avión con destino a Detroit en la Navidad de 2009.

Apenas dos días después, fuentes oficiales informaron a los diarios 'The Washington Post' y 'The New York Times' de que un agente doble que trabajaba en nombre de la CIA y de las agencias homólogas de Arabia Saudí y Yemen fue quien frustró el plan.

Según las fuentes consultadas por la agencia de noticias Reuters, en el operativo habrían participado también los servicios de Inteligencia interior y exterior de Reino Unido, el MI5 y el MI6, respectivamente.

Un portavoz del Ministerio de Exteriores británico ha rehusado confirmar la información, apuntando que la norma es no hacer comentarios a los medios de comunicación sobre este tipo de operaciones.

Por su parte, Dutch' Ruppersberger, miembro del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, se ha limitado a reiterar que la operación es fruto de "un esfuerzo conjunto realizado por diferentes países".

El agente doble consiguió el artefacto ofreciéndose como voluntario para perpetrar el atentado y se lo envió al FBI, que lo ha estudiado en sus laboratorios de Quantico, en Virginia.

Al parecer, el artefacto es obra del saudí Ibrahim Hassan al Asiri, sospechoso de ser uno de los artificieros que trabaja para AQPA. "Es muy peligroso e inteligente. Es la típica persona que pondría la vida de su hermano en peligro por la causa", ha dicho Ruppersberger.

Fuentes estadounidenses han apuntado que la operación llegó a estar en peligro por las filtraciones de los detalles, lo que obligó a acelerar la estrategia. De no haberse producido dichas filtraciones, han indicado, podría haber continuado una o dos semanas más.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies