Agua que trae salud en Timor Oriental

Niño se baña en un grifo público en Timor Oriental
WORLD VISION
Publicado 22/03/2018 8:11:41CET

DILI, 22 Mar. (Por Jaime dos Reis, responsable de comunicación y campañas de World Vision International en Timor Oriental) -

Dominga es una ama de casa que vive con su hija embarazada, su yerno y dos nietos. En su localidad, la fuente de agua estaba demasiado lejos de su casa por lo que solo podía recoger una o dos garrafas de diez litros de agua. Esto suponía que Dominga no tenía suficiente agua limpia para fregar, lavar, cocinar y plantar cultivos para ella y su familia.

Algunas localidades en Baucau, en Timor Oriental, solían enfrentarse a dificultades de acceso a agua potable ya que estaban situadas lejos de las fuentes de agua. La gente tenía que caminar más de 30 minutos para conseguir agua limpia cada día.

El proyecto de World Vision 'Agua para el Futuro' ayudó a personas como Dominga a mejorar el acceso a agua potable. World Vision instaló grifos, tuberías y tanques de agua públicos en las aldeas para que la gente pueda coger agua limpia con facilidad.

Dominga está emocionada porque ahora tiene un acceso fácil a agua limpia simplemente caminando hasta el grifo público más cercano y ya no está preocupada por no tener suficiente agua. "Mis nietos beben agua limpia y puedo ver como su salud ha mejorado. Su piel y sus cuerpos parecen más saludables que antes y ya no están enfermos en comparación con el pasado", explica.

En torno a los grifos públicos, los niños ahora disfrutan bañándose antes de ir a la escuela y la gente llena con alegría sus bidones con agua limpia. "Gracias a World Vision nos bañamos dos veces al día. Se ha convertido en nuestra costumbre antes de ir a la escuela. Además, darnos un baño a última hora de la tarde es bueno para mantenernos sanos y frescos para estudiar por la noche", cuenta Feliciano, de 11 años.

MEJOR SALUD Y MÁS INGRESOS

Además de mejorar la salud, el proyecto también ha ayudado a incrementar los ingresos. El acceso a agua ha incrementado la cantidad y la calidad de los cultivos nutritivos que la población puede cultivar, comer y vender en los mercados.

Para garantizar la sostenibilidad del proyecto, las comunidades han acordado que cada hogar paga 5 dólares cada mes para hacer funcionar y mantener las instalaciones. Para ello, se han formado grupos de gestión de las instalaciones y recaudan el dinero de los hogares. El resto del dinero se usa mediante grupos de ahorro y préstamo para ayudar a reducir la carga financiera de los hogares.

El asesor del proyecto de agua y saneamiento, Peter Stephen Gearing, destaca que los beneficios para las comunidades son fáciles de ver. "No es difícil verificar que la salud en general de la población, en especial la de los niños, ha mejorado marcadamente", ha subrayado.

El presidente de la autoridad municipal de Bucau, Antonio Augusto Guterres, también resalta el impacto y su admiración por el proyecto 'Agua para el Futuro' de World Vision. "Esto es un éxito tremendo y estoy muy orgulloso de ello. Estaríamos agradecidos al pueblo y al Gobierno de Nueva Zelanda si amplían el proyecto en el futuro", reconoce Guterres.

El proyecto de 'Agua para el Futuro' en Bucau está financiado por el Fondo Alianza para el Desarrollo Internacional bajo el Ministerio de Exteriores y Comercio de Nueva Zelanda y el Dove Charitable Trust. Unas 5.000 personas se han beneficiado del mismo en ocho comunidades en Bucau.