Ahmadineyad afirma que restistirá a las presiones internacionales

Actualizado 01/02/2006 13:16:40 CET

TEHERÁN, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

Irán insistió hoy en su defensa de su derecho a contar con un programa nuclear y advirtió a Occidente contra su decisión de enviar la cuestión nuclear iraní ante el Consejo de Seguridad de la ONU adoptada el pasado lunes por los miembros permanentes de este organismo. Asimismo, el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, acusó a los países occidentales de perjudicar con su postura "el crédito" de los organismos internacionales, y prometió que Irán resistirá a las presiones occidentales.

Ahmadineyad, que se encuentra en Bushehr, donde se está construyendo la primera central nuclear eléctrica iraní, afirmó que "la retórica de los europeos y de los occidentales es medieval" ya que, dijo, "viven en los sueños de sus 200 años de colonialismo".

Por ello, añadió, "las medidas que tomen con respecto al expediente nuclear de Irán no tendrán influencia ninguna en las decisiones de nuestra nación". En este sentido, en declaraciones que recoge la agencia oficial IRNA, considero que "los europeos y los occidentales se privan a sí mismos de mantener negociaciones con nosotros y se están aislando en el mundo".

"Con su forma de proceder --agregó-- dañan también el crédito de las instituciones internacionales y ello nos causa pesar". Según Ahmadineyad, Irán pone todo su "empeño en tener unas relaciones políticas equilibradas, pero cuando ellos insisten y hacen hincapié en sus vanas acciones, nosotros, nada podemos hacer".

En este sentido, subrayó que "el pueblo iraní decide según su voluntad y su disposición, y de ahora en adelante seguirá recorriendo el camino del progreso", considerando que "los enemigos" de Irán intentan evitar que el país acceda a la ciencia y la tecnología.

"Aquellos cuyos arsenales están llenos de bombas atómicas y bacteriológicas, hoy van y se resisten a que realicemos investigaciones científicas así como al avance industrial de nuestro país, y se creen que el pueblo iraní va a estar supeditado a sus opiniones", denunció, al tiempo que insistió en que la energía nuclear es "un derecho obvio" de los iraníes y prometiendo que Teherán resistirá "hasta hacer valer completamente este derecho".

"Nuestro país no puede pasar por alto sus derechos ante la prepotencia de varios países soberbios que se tienen a sí mismos como el equivalente de todo el mundo. El pueblo iraní grita que 'la energía nuclear es nuestro derecho'", añadió, anunciando que la central nuclear de Bushehr estará concluida este año como estaba previsto.

ACUSACIONES CONTRA BUSH

Asimismo, según informa IRNA, el presidente iraní aprovechó este "evento multitudinario" para responder públicamente al presidente de Estados Unidos, George W. Bush. "Un señor que en las elecciones de su país se ha convertido en presidente gastando miles de millones y a golpe de sentencias judiciales, hoy va y se pone a hablar de los Derechos Humanos" en Irán, señaló.

"Aquellos cuyas manos están manchadas con la sangre de los pueblos del mundo y que asesinan a gente oprimida e indefensa montando guerras en los puntos más remotos del planeta, y que causaron más de 60 millones de muertos en una guerra mundial, hoy van y acusan a nuestro pueblo de violar los Derechos Humanos y de vulnerar las libertades mientras que ellos no tienen derecho a hablar ni de los Derechos Humanos ni de las libertades", arremetió.

Por su parte, el Ministerio de Exteriores iraní emitió hoy una declaración en respuesta a la decisión de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de que la reunión de mañana de la Junta de Gobernadores de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) envíe a Irán ante el máximo órgano de la ONU por su programa nuclear.

"La República Islámica de Irán hizo todo lo posible hacia la plena transparencia, la supresión de las ambigüedades y generar confianza a través de su compromiso completo con el Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP), el Protocolo Adicional y su aplicación voluntaria, permitiendo inspecciones e incluso medidas más allá del protocolo", afirma el comunicado, recogido por IRNA.

"Y mientras las negociaciones están todavía abiertas y hay oportunidades considerables para alcanzar una solución racional, motivos políticos hacen que la situación sea más complicada y difícil", denunció el Ministerio.

Su titular, Manuchehr Mottaki, había pedido anoche a los europeos, China, Rusia y otros países influyentes que actúen con cuidado y de forma adecuada cuando tomen decisiones respecto a la cuestión iraní para evitar una mayor escalada. Según informa IRNA, que recoge sus declaraciones a la televisión iraní, el ministro apunto a que la reunión urgente de la Junta de Gobernadores de la AIEA de mañana será aplazada con toda probabilidad.

Mottaki, que ha mantenido numerosos encuentros con responsables occidentales al margen de la conferencia sobre Afganistán en Londres, explicó que había intentado "decirles que el lenguaje de la fuerza ya no es útil en las relaciones internacionales de hoy en día".

"Actualmente, ni Estados Unidos ni ninguna otra potencia mundial puede utilizar las amenazas para imponer sus ideas no sólo a Irán sino a ninguna otra entidad", subrayó, prometiendo que si se lleva a Irán ante el Consejo de Seguridad el país interrumpirá su cooperación con la AIEA a partir del sábado.

"RESPUESTA APLASTANTE"

Por su parte, el ministro de Defensa iraní, Mustafá Mohamed Najjar, aseguró hoy que Irán dará una "respuesta aplastante" a cualquier nación que ataque sus instalaciones nucleares, subrayando que la fuerza aérea iraní puede hacer frente a cualquier agresión.

"Cualquier ataque contra las instalaciones nucleares pacíficas de Irán se encontrará con una respuesta rápida y aplastante de las fuerzas armadas", declaró Najjar. La prioridad en materia de defensa de Irán, según el ministro, es "fortalecer el poder operativo de las fuerzas aéreas contra cualquier posible amenaza".

FRANCIA SERÁ "FIRME" CON IRÁN

El ministro francés de Asuntos Exteriores, Philippe Douste-Blazy, aseguró que la diplomacia francesa será "firme" con Irán. Frente a la negativa de Irán de atenerse a las recomendaciones internacionales, Douste Blazy afirmó que "debemos responder con firmeza, eficacia y unión". El ministro especificó, en una entrevista con 'Le Parisien' que se contempla "toda la panoplia de sanciones" en la decisión que, en marzo, deberá tomar el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

"Irán está retando a la comunidad internacional", manifestó el dirigente francés, quien aplazó toda novedad en este asunto a la "posible" reunión, "si es necesaria", del Consejo de Seguridad de la ONU en el mes de marzo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies