El presidente de Eritrea y el primer ministro etíope reabren la Embajada eritrea en Adís Abeba

Abiy Ahmed y el presidente de Eritrea, Isaias Afwerki
GOBIERNO DE ETIOPÍA
Actualizado 16/07/2018 10:10:16 CET

ADÍS ABEBA, 16 Jul. (Reuters/EP) -

El presidente de Eritrea, Isaias Afwerki, ha protagonizado este lunes, acompañada por el primer ministro etíope, Abiy Ahmed, la ceremonia de reapertura de la Embajada de Eritrea en Adís Abeba, un acto que se enmarca en la normalización de las relaciones entre ambos países tras dos décadas de conflicto.

Afwerki y Ahmed han presidido este lunes un breve acto de reapertura de la legación diplomática eritrea en la capital etíope, un paso más en la normalización de las relaciones entre Eritrea y Etiopía después de que los dos países acordaran la semana pasada poner fin al "estado de guerra" que mantenían desde la guerra que terminó en 2000.

Los líderes eritreo y etíope han hecho ondear juntos la bandera de Eritrea en el edificio rehabilitado de la Embajada, mientras una banda militar interpretaba el himno eritreo. Tras el himno, Afwerki y Ahmed han visitado la nueva legación diplomática, han revisado su mobiliario y han visto dos viejos coches que pertenecían al último embajador.

El presidente de Eritrea llegó el sábado a Adís Abeba para una visita oficial de tres días de duración, siendo recibido por miles de personas en la principal calle de la capital etíope, Bole Road, muchas de ellas con camisetas que mostraban las caras de los dos líderes.

La visita del presidente eritreo llega días después de que Ahmed visitara Eritrea y firmara con Afwerki un acuerdo para retomar las relaciones bilaterales y poner fin a cerca de 20 años de conflicto entre ambos países tras una guerra que terminó oficialmente en 2000.

Eritrea se independizó de Etiopía en 1993 tras una larga lucha por la independencia pero los dos países se enfrascaron en una guerra en la frontera en 1998. En 2000, los dos países firmaron un acuerdo de paz pero Etiopía se negó a cumplirlo con el argumento de que necesitaba que hubiera más conversaciones sobre su desarrollo.

La reconciliación entre los dos países, que se enfrentaron en una guerra por su demarcación fronteriza entre 1998 y 2000 que se saldó con unos 80.000 muertos, comenzó a principios de junio, cuando el partido gubernamental de Etiopía, el Frente Democrático Revolucionario del Pueblo Etíope (EPRDF), anunció que aceptaba y procedería a aplicar el Acuerdo de Argel, firmado en 2000 y que delimita la frontera con Eritrea, incluyendo la localidad de Badme.

Ante lo que consideró como "signos positivos" que llegaban desde Etiopía, Afwerki anunció el envío de una delegación oficial a Adís Abeba, que se materializó el 25 de junio. Dicha visita por parte del ministro de Exteriores y un asesor presidencial de Afwerki sentó las bases para la primera cumbre entre el primer ministro etíope y el mandatario eritreo.

En dicha cumbre, los dos dirigentes acordaron el restablecimiento de relaciones diplomáticas, con la reapertura de las embajadas, así como de los vuelos y las telecomunicaciones entre los dos países. Eritreos y etíopes ya pueden hablar por teléfono tras 20 años de suspensión del servicio mientras que Ethiopian Airlines tiene previsto reanudar sus vuelos comerciales a Asmara esta semana.