AI denuncia 150 muertos por la represión de manifestaciones por la independencia de Biafra

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

AI denuncia 150 muertos por la represión de manifestaciones por la independencia de Biafra

Publicado 24/11/2016 7:59:09CET

MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

La organización no gubernamental Amnistía Internacional (AI) ha denunciado este jueves la muerte de al menos 150 manifestantes a favor de la independencia de Biafra a manos de las fuerzas de seguridad de Nigeria.

Biafra fue escenario de un sangriento conflicto entre separatistas y tropas federales entre 1967 y 1970, que provocó la muerte de cerca de un millón de personas, en gran parte civiles, a causa de la violencia, el hambre y las enfermedades.

En su comunicado, la ONG ha asegurado haber analizado 87 vídeos y 122 fotografías y haber entrevistado a 146 testigos, para recabar información sobre las actuaciones del Ejército entre agosto de 2015 y agosto de 2016.

Así, ha determinado que los militares usaron fuego real para dispersar las manifestaciones, apuntando además a la existencia de pruebas sobre ejecuciones extrajudiciales en masa por parte de las fuerzas de seguridad.

Entre estos casos, ha destacado la muerte a tiros de al menos 60 personas durante dos días, en actos en conexión con las marchas por el Día en Conmemoración de Biafra.

"Esta represión mortal contra los activistas pro Biafra está aumentando las tensiones en el sureste de Nigeria", ha advertido Makmid Kamara, director interino de AI en Nigeria.

"Esta postura imprudente de abrir fuego alegremente para controlar a las masas ha causado al menos 150 muertos, y tememos que la cifra real sea mucho más alta", ha agregado.

En este sentido, ha resaltado que "la decisión del Gobierno de enviar al Ejército a responder a estos eventos parece ser en gran parte la responsable de este excesivo derramamiento de sangre".

"Las autoridades deben iniciar inmediatamente una investigación imparcial y hacer rendir cuentas a los responsables", ha reclamado Kamara.

Desde agosto de 2015 se han sucedido las protestas y marchas por parte de miembros y seguidores del Pueblo Indígena de Biafra (IPOB), que buscan la creación de un estado biafreño.

Las tensiones se incrementaron tras el arresto en octubre de 2015 del líder del IPOB, Nnamdi Kanu, quien continúa bajo custodia.

AI ha indicado que la mayoría de los muertos tuvieron lugar durante los citados actos por el Día en Conmemoración de Biafra, durante los cuales cerca de mil miembros y seguidores del IPOB se concentraron en Onitsha, en el estado de Anambra.

La noche previa a las manifestaciones, las fuerzas de seguridad llevaron a cabo redadas en viviendas y una iglesia en la que dormían miembros del movimiento.

La ONG ha resaltado que no ha podido verificar el número exacto de ejecuciones extrajudiciales, si bien ha cifrado las víctimas en 60 muertos y 70 heridos.

En otro incidente, el Ejército rodeó y tiroteó a manifestantes en una concentración celebrada el 9 de febrero de 2016 en el Instituto Nacional de Aba. Tras ello fueron localizados trece cuerpos, algunos de ellos de hombres que habían sido detenidos.

"Es escalofriante ver cómo los soldados tirotearon a miembros pacíficos del IPOB. Las pruebas en vídeo muestran que fue una operación militar destinada a matar y herido", ha dicho Kamara.

ARRESTOS ARBITRARIOS Y MALOS TRATOS

La ONG ha asegurado que todas las manifestaciones documentadas fueron generalmente pacíficas, añadiendo que "en los casos en los que hubo episodios de violencia, fue principalmente en reacción a los disparos de las fuerzas de seguridad".

"Testigos han relatado que algunos manifestantes lanzaron piedras, quemaron neumáticos y en un caso tirotearon a un policía. Pese a ello, los actos de violencia y desorden no justifican el nivel de fuerza contra la totalidad de los reunidos", ha argumentado.

Por otra parte, ha apuntado que la investigación llevada a cabo "muestra un patrón alarmante de cientos de arrestros arbitrarios y malos tratos por parte de los soldados durante y después de las protestas".

En este caso, ha asegurado que entre los arrestados figuran heridos que habían sido ingresados en hospitales, añadiendo que ha documentado además torturas y malos tratos a detenidos.

AI ha lamentado que "a pesar de estas pruebas aplastantes", las autoridades no hayan llevado a cabo investigaciones sobre los abusos de los Derechos Humanos cometidos por las fuerzas de seguridad.

"AI ha reclamado en numerosas ocasiones al Gobierno de Nigeria que abra investigaciones independientes en torno a las pruebas de los crímenes bajo el Derecho Internacional", ha dicho Kamara.

"El presidente (Muhammadu) Buhari ha prometido en respetidas ocasiones que se analizarían los informes de AI. Sin embargo, no se han dado pasos (en este sentido)", ha agregado.

En este sentido, AI ha señalado que "en los muy escasos casos en los que se realizó una investigación, no hubo repercusiones", apuntando a "una falta de voluntad política para investigar y juzar a los responsables de estos crímenes".

Por último, la ONG ha reclamado al Gobierno nigeriano que garantice "una reparación adecuada para las víctimas", así como el fin del Ejército para el control de manifestaciones.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies