AI denuncia que fuerzas iraquíes y milicias chiíes han asesinado por venganza a decenas de detenidos suníes

Actualizado 27/06/2014 13:46:52 CET

MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

La ONG Amnistía Internacional ha recogido numerosos testimonios que indican que las fuerzas iraquíes y las milicias chiíes son responsables de asesinar a decenas de detenidos suníes en las ciudades de Tal Afar, Mosul y Baquba en venganza por el avance del grupo armado suní Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS).

Para Amnistía, estos incidentes son "profundamente alarmantes" y conforman "un patrón de represalias por el avance del ISIS", según la responsable de respuestas de crisis de AI, Donatella Rovera, que tacha las ejecuciones de "crimen de guerra" y pide "una investigación independiente para que los responsables sean llevados ante la justicia".

Un mínimo de 50 de los detenidos fueron ejecutados la noche del 15 de julio en la sede de la Agencia Antiterrorista en Tal Afar donde, según supervivientes del ataque, cuatro soldados irrumpieron en la celda donde estaban los detenidos y abrieron fuego indiscriminadamente.

"Fue sobre la 01.45 de la madrugada. Cuatro soldados abrieron la puerta y comenzaron a nombrar a gente, para asegurarse de que estaban en el lugar correcto. Entonces, comenzaron a disparar ráfagas con fusiles de asalto Kalashnikov y una ametralladora", ha indicado uno de los supervivientes. "Yo estaba al fondo de la celda y me protegieron los cuerpos abatidos que me cayeron encima. La gente que murió me salvó la vida", ha añadido.

En Mosul se repitió un caso parecido que se cobró la vida de al menos seis detenidos. Las ejecuciones tuvieron lugar también en la Agencia Antiterrorista, esta vez en la localidad de Hay al Danadan, el pasado 9 de junio. "Primero, nos golpearon con cables, nos llamaron terroristas y nos metieron en la celda. A las 11.30 de la noche, entraron de nuevo, lanzaron una granada de mano y apagaron la luz", ha relatado otro superviviente.

"Seis de los detenidos murieron en ese mismo instante (al estallar la granada). Muchos resultaron heridos. Otro falleció horas después. Por la mañana llegaron otros hombres armados --miembros del ISIS-- que nos pusieron en libertad y nos llevaron al hospital. El Ejército había abandonado Mosul", ha añadido.

LAS MILICIAS CHIÍES EJECUTARON A 50 SUNÍES EN BAQUBA

Al menos 50 suníes fueron ejecutados el 16 de junio en una comisaría de Baquba por una milicia chií, según informó el propio alcalde de la ciudad, Abdalá al Hayali, cuyo sobrino Yasir, de 21 años de edad, se encontraba entre los fallecidos.

La Policía mantiene que los detenidos fallecieron por un bombardeo del ISIS, que intentaba entrar en el lugar, pero tanto el alcalde como el gobernador de la provincia de Diyala, de la que Baquba es capital, niegan esta versión y cuentan con informes médicos y testimonios que así lo demuestran.

Yasir, según su tío, fue torturado antes de morir. Los milicianos le arrancaron las uñas y le electrocutaron antes de la fatídica noche del 16, cuando fue ejecutado de un disparo en la cabeza junto a otros detenidos en presencia del jefe de la comisaría.