AI pide a la MINUSCA que garantice la protección de los Derechos Humanos en RCA

Actualizado 05/07/2015 0:57:00 CET

MADRID, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

Amnistía Internacional (AI) ha pedido este lunes a Naciones Unidas que su misión de paz en República Centroafricana garantice la protección de los Derechos Humanos de los civiles, a la vez que ha señalado que el despliegue inicial no es suficiente para cuidar de la población.

La Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de Naciones Unidas en República Centroafricana (MINUSCA), que sustituye a la Misión Internacional de Apoyo a República Centroafricana con Liderazgo Africano (MISCA), desplegará, en principio, 7.600 efectivos de los 12.000 prometidos. AI considera insuficiente esta primera llegada de tropas y teme posibles "problemas para cumplir" el mandato.

El director regional adjunto de Campañas de Amnistía Internacional para África Occidental y Central, Steve Cockburn, ha asegurado que su ONG apoya "la nueva misión de mantenimiento de la paz", pero le preocupa que "solo pueda proteger eficazmente a la población civil de la amenaza de violencia física, una vez que esté plenamente desplegada por todo el país". En concreto, AI se ha referido a las mujeres y niños afectados por el conflicto armado.

"El paso de la fuerza de mantenimiento de la paz de la Unión Africana (UA) a la de la ONU no debe ser un mero cambio cosmético de 'boinas verdes' a 'cascos azules', sino un nuevo punto de partida para la operación de mantenimiento de la paz en República Centroafricana", ha precisado Cockburn.

La ONG cree que la presencia de la MINUSCA debe suponer una diferencia "tangible" para los centroafricanos, que han visto violados sus Derechos Humanos en repetidas ocasiones. Por este motivo, AI también pide que se despliegue cuanto antes a los observadores y no solo a los militares.

"HOMICIDIOS ILEGÍTIMOS" DE LA MISCA

AI ha responsabilizado a las tropas de la MISCA de cometer "homicidios ilegítimos" contra la población civil, según sus investigaciones, por lo que ha pedido a la MINUSCA que no incluya en sus filas a efectivos que pudieran haber participado en estos delitos. Además, también ha pedido que se estudien los casos y se responsabilice a sus autores.

"El deficiente sistema de examen de antecedentes actual debe mejorarse para garantizar que en la misión de la ONU no hay sitio para personas sospechosas de cometer violaciones de Derechos Humanos", ha comentado Cockburn.

AI cita en su comunicado diferentes incidentes, como el del 24 de marzo, en el que las tropas de paz de la República del Congo hicieron desaparecer forzosamente a once personas. El 29 de marzo, en Bangui, los efectivos de Chad mataron a 30 civiles. Según AI, ninguno de los integrantes ha sido acusado ni procesado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies