AI tilda de "extremadamente peligrosas" las declaraciones de Duterte sobre Hitler

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

AI tilda de "extremadamente peligrosas" las declaraciones de Duterte sobre Hitler

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte
REUTERS
Publicado 01/10/2016 7:16:19CET

MADRID, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

Amnistía Internacional (AI) ha asegurado que con las últimas declaraciones del presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, en las que se compara a sí mismo con Adolf Hitler, "ha tocado fondo" y que sus afirmaciones, señalando que le gustaría liquidar a tres millones de drogadictos en su país como Hitler hizo con los judíos son no solo extremadamente "desagradables", sino también "peligrosas".

"Todos los Gobiernos, tanto de la región como de todo el mundo, deberían alzar la voz inmediatamente y condenar estas indignantes afirmaciones", ha señalado el subdirector de la organización para el Sudeste Asiático y Pacífico, Josef Benedict.

Según Benedict, las palabras del presidente filipino no sirven para otra cosa que para poner "más vidas en riesgo".

"Desde que llegó al poder, ha habido un incremento de la violencia patrocinada por el estado, y de ejecuciones ilegales en todo Filipinas", ha explicado el activista. "En lugar de pararse y detener estas violaciones de los Derechos Humanos y asegurarse de que los responsables rinden cuentas, se ha comprometido a elevar esta violencia", ha añadido.

"Los asesinatos masivos bajo la presidencia de Duterte deben llegar a su fin", ha apostillado Benedict, en un comunicado difundido por la propia organización.

Duterte se comparó el viernes con Adolf Hitler asegurando que su idea es hacer con los drogadictos del país lo mismo que él hizo con los judíos.

"Hitler masacró a tres millones de judíos. Ahora, aquí hay tres millones de drogadictos", afirmó el polémico presidente filipino, según declaraciones recogidas por GMA.

"Me haría feliz poder matarlos", añadió, desde la ciudad de Dávao, señalando que su intención es acabar con el problema del país y "salvar a la próxima generación de la perdición".

HIPOCRESÍA DE EEUU Y LA UE

Durante su intervención, Duterte volvió a arremeter contra Estados Unidos y la Unión Europea por sus críticas a la manera en la que está gestionando la lucha contra el narcotráfico en el país, después de haber rebajado el tono días atrás tras una serie de encontronazos verbales con el presidente Barack Obama.

"Podéis llamarme lo que queráis, pero nunca caeré en la hipocresía como lo habéis hecho vosotros", ha afirmado, en referencia a Washington y al bloque europeo.

El presidente ha querido criticar la postura de los países occidentales hacia su política contra el narcotráfico, lucha que se ha saldado, desde que ganó las elecciones, con cerca de 3.000 narcotraficantes muertos, según datos de la Policía, y les ha acusado de utilizar un doble rasero, comparando a los caídos en su lucha contra la delincuencia con los refugiados que huyen hacia Europa.

"Cerráis las puertas. Es invierno. Hay migrantes que escapan de Oriente Próximo. ¿Dejáis que se pudran y ahora os preocupáis por la muerte de unos 1.000, 2.000 ó 3.000?", ha preguntado, en referencia a los países que se niegan a permitir la entrada de refugiados.

Si bien ha repetido su negativa a las acusaciones que le señalan de ser responsable de ejecuciones sumarias, Duterte ha vuelto a insistir en que no existe ninguna ley en Filipinas que le impida amenazar a los delincuentes.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies