El alcalde de un barrio de Bruselas critica la marcha pro kurda: "Es como dejar desfilar a DAESH en Madrid"

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

El alcalde de un barrio de Bruselas critica la marcha pro kurda: "Es como dejar desfilar a DAESH en Madrid"

Publicado 18/11/2016 19:26:30CET

BRUSELAS, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

El alcalde del barrio Saint-Josse de Bruselas, Emir Kir, ha criticado duramente la manifestación de este jueves en la que participaron hasta 3.000 pro kurdos contra el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, asegurando que "es como si se permitiera una manifestación del Estado Islámico en Madrid".

Muchos de los manifestantes en la marcha, cuya participación la Policía de la capital rebajó a 2.000, corearon eslóganes como "Erdogan dictador" y "abajo con el régimen fascista en Turquía" y se pudieron ver muchas banderas kurdas y fotos del líder fundador del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) encarcelado, Abdulá Ocalan, así como pancartas que pedían "sanciones inmediatas contra el régimen fascista turco".

"Bélgica es un país amigo de Turquía y no se comprende por qué las autoridades dan sistemáticamente autorizaciones a ciertas asociaciones que en realidad permiten la propaganda terrorista", ha dicho el alcalde socialista del barrio de Saint-Josse, el más pobre de la capital y que cuenta con una mayoría de vecinos de origen turco, incluido el alcalde, que tiene la doble nacionalidad turco-belga.

"Es como si se permitiera una manifestación del Estado Islámico en Madrid. Sería insoportable para los belgas que han vivido los atentados", ha asegurado en declaraciones a la cadena francófona RTBF.

Emir Kir ha dicho que aunque era a priori "una manifestación para denunciar la política del Gobierno de Erdogan, en realidad se vio desfilar a militantes del PKK", que ha provocado "decenas de miles de muertos" en Turquía y es considerado organización terrorista en la UE.

La marcha tuvo lugar un día después de que Erdogan acusara a Bélgica de ser "un importante centro" de acogida de seguidores del PKK y del movimiento del clérigo Fetulá Gulen, al que Ankara acusa de estar detrás del intento frustrado de golpe de Estado en julio, acusaciones que el primer ministro belga, Charles Michel, ha calificado de "absurdas", "mentiras" y difamaciones", recalcando que "Bélgica es un Estado de Derecho" y consideró "indecente defender tales acusaciones contra un país que también ha sufrido de manera crítica las consecuencias del terrorismo".

Simpatizantes de Erdogan también salieron este jueves en las calles de Saint-Josse en respuesta a la marcha contra el mandatario.

Turquía ha acusado en los últimos meses a países como Bélgica y Alemania de no hacer lo suficiente contra los milicianos del PKK en sus países y ha pedido que remitan información sobre los miembros ligados al movimiento de Gulen.

Las relaciones entre la UE y Turquía se han vuelto a deteriorar por las detenciones masivas de milicias, policías, jueces, fiscales, pero también periodistas y opositores en Turquía tras el intento frustrado de golpe de Estado de julio.

El presidente del Partido Socialista y exprimer ministro belga, Elio Di Rupo, ha querido dejar claro que desde su partido condenan "firmemente la política de represión de la oposición por el régimen turco con el pretexto de luchar contra el terrorismo".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies