El alcalde de Zintan dice que las partes en conflicto en Libia no tienen más opción que la reconciliación

Milicias en Libia
REUTERS / ANIS MILI - Archivo
Publicado 27/03/2018 23:19:25CET

ZINTAN (LIBIA), 27 Mar. (Reuters/EP) -

El alcalde de la localidad libia de Zintan (oeste), Mustafá al Baroni, ha defendido este martes que las partes en conflicto en el país no tienen otra opción que no sea la reconciliación si quieren que la nación inicie un proceso de reconciliación.

"Creemos firmemente que la reconciliación nacional es la puerta al éxito de Libia. Como libios, tenemos que reconciliarnos", ha indicado, en una entrevista concedida a la agencia británica de noticias Reuters.

En la misma, Al Baroni ha advertido de que los políticos de las distintas administraciones que han permanecido en el poder a pesar de la finalización de sus mandatos están afectando negativamente los progresos a nivel local.

"Hay algunos elementos en Libia a los que el pueblo confió su futuro y que no quieren una solución. Quieren seguir en el poder para siempre y tienen privilegios, por lo que no sienten el sufrimiento de la población", ha lamentado.

En este sentido, ha recalcado que las autoridades de Zintan están esfuerzos "para una reconciliación nacional a nivel local, en la región occidental y en el sur, lo mejor que podemos", al tiempo que ha apuntado a una mejora de las relaciones con Misrata, con la que mantiene un enfrentamiento desde 2014.

Por otra parte, ha criticado la distribución de la riqueza en el país y ha recordado que en Zintan no existe una canalización de agua potable.

"Vendemos petróleo todos los días. ¿Dónde está el dinero? No puede haber estabilidad en Libia si no ha justicia en la distribución de la riqueza", ha remachado Al Baroni.

En la actualidad, el gobierno de unidad --respaldado por Naciones Unidas y con sede en la capital, Trípoli-- se disputa el poder con el asentado en el este del país, que no reconoce su autoridad.

El Ejército leal a la Administración de Tobruk, encabezado por el mariscal de campo Jalifa Haftar y que cuenta con el apoyo de Egipto y Emiratos Árabes Unidos (EAU), controla la mayor parte del país y durante el último año ha llegado a amenazar con avanzar hacia la capital, sin que las conversaciones entre ambas partes hayan permitido acercar posturas.