Los alegatos de Bolivia abren la fase final del litigio con Chile en la CIJ

Evo Morales y la delegación boliviana ante la CIJ
REUTERS / STRINGER .
Publicado 19/03/2018 12:33:39CET

MADRID, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

La fase final del juicio que se desarrolla en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) por la histórica reivindicación boliviana de una salida al mar ha arrancado este lunes con los alegatos de la parte demandante y en presencia del presidente de Bolivia, Evo Morales.

Bolivia demandó en 2013 a Chile para exigir que se siente a la mesa de negociaciones para ver cómo devuelve al país vecino la salida soberana al océano Pacífico que perdió en una guerra decimonónica en la que también combatió Perú. Durante dos días, la parte boliviana expondrá sus argumentos, mientras que el jueves y el viernes llegará el turno del lado chileno.

En representación de Bolivia, el expresidente Eduardo Rodríguez Veltzé ha insistido ante la corte para que "Chile regrese a la mesa de negociación de manera acorde con los compromisos" asumidos. En este sentido, ha instado a los jueces a que reconozcan "la obligación de negociar", según recoge la agencia de noticias boliviana ABI.

Por parte chilena, la delegación está encabezada por el ministro de Exteriores, Roberto Ampuero, recién llegado al cargo tras la toma de posesión de Sebastián Piñera como presidente. Ampuero y Morales se han saludado al inicio de la sesión con un apretón de manos, según ha destacado el diario 'La Tercera'.

Chile mantiene que históricamente ha dialogado con Bolivia para mejorar su acceso al Pacífico, pero no en reconocimiento de una obligación pendiente sino como acto de buena voluntad. Chile afirma que el asunto quedó resuelto en el tratado de paz de 1904, rubricado tras la Guerra del Pacífico, que fijó los actuales límites fronterizos.

Bolivia dispone actualmente de acceso al océano a través de los puertos chilenos, a cambio del pago de tasas, pero su objetivo es terminar logrando un "acceso soberano" --posiblemente un corredor terrestre y un puerto propio"--. En 2015, logró que la CIJ admitiese que tenía jurisdicción sobre este caso y ahora aspira a que el tribunal fuerce a Chile a sentarse a negociar.

Los argumentos orales se prolongarán en principio hasta el 28 de marzo y, a partir de entonces, se abre un proceso de deliberación de varios meses y tras el cual los jueces emitirán un dictamen de obligado cumplimiento para las dos partes interesadas.