Alemania defiende el derecho de Teherán a la energía nuclear civil

Actualizado 14/11/2011 12:14:28 CET

BRUSELAS, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

Alemania y Suecia se han mostrado este lunes claramente a favor de proseguir por la vía del diálogo y la diplomacia con Irán pese al último informe de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) en el que se constata la capacidad técnica del régimen de Teherán para fabricar una bomba nuclear.

El ministro de Asuntos Exteriores alemán, Guido Westerwelle, ha reiterado la postura del Gobierno alemán según la cual una intervención militar en Irán sería "contraproducente" y ha recordado que el régimen de los ayatolás tiene derecho a desarrollar energía nuclear civil.

Sin embargo, el jefe de la diplomacia alemana ha reconocido que será "inevitable" la aprobación de nuevas sanciones si Irán sigue sin cooperar con el organismo internacional. Westerwelle hizo estas declaraciones a la prensa a su llegada a la reunión de ministros de Asuntos Exteriores de la UE, en la que, entre otros, se estudiará "cuidadosamente una respuesta completa" al informe, según ha explicado la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común, Catherine Ashton.

El ministro de Exteriores sueco, Carl Bildt, ha insistido en que "ninguna respuesta militar está justificada" contra Irán y ha insistido en que "la diplomacia es la única vía posible" para tratar de resolver el escollo del programa nuclear iraní. "Es absolutamente clave buscar una solución diplomática. No hay otra manera. Las sanciones solo refuerzan la necesidad de que haya diplomacia", ha insistido.

Aunque ha explicado que los Veintisiete "discutirán" nuevas sanciones contra Teherán, ha advertido de que habrá "más discusiones" antes de adoptarlas formalmente, a pesar de admitir que "algunos" Estados miembros esperan "resultados rápidos y decisivos" contra el régimen iraní. En todo caso, ha insistido en que hay que estudiar "seriamente" el informe del organismo internacional atómico que, a su juicio, "no es tan dramático como se ha publicado".

El ministro de Exteriores francés, Alain Juppé, ha dejado claro sin embargo que el último informe de la AIEA demuestra que Teherán "persevera en su intento de dotarse de un arma nuclear" y ha insistido en la necesidad de "evitar algo irreparable". Por ello, ha defendido la necesidad de "preparar sanciones" y que los Veintisiete adopten "una posición fuerte" al respecto.

Su homólogo, Uri Rosenthal, también ha defendido la necesidad de "aumentar las sanciones" contra el régimen de Teherán en respuesta a sus avances en su programa nuclear.

"Tenemos que aumentar las sanciones a través de la ONU si es posible. Pero no debemos excluir cualquier otra opción. Tenemos que hacer mucho trabajo para lograr sanciones eficaces contra Irán", ha explicado el holandés a su llegada a la reunión en declaraciones a la prensa.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies