Alemania deporta a Afganistán a catorce solicitantes de asilo

 

Alemania deporta a Afganistán a catorce solicitantes de asilo

Contador
Manifestación contra la deportación de afganos en Stuttgart en febrero de 2017
LINO MIRGELER/DPA
Publicado 25/04/2017 12:20:11CET

KABUL, 25 Abr. (DPA/EP) -

Un vuelo chárter con catorce solicitantes de asilo afganos cuya petición de refugio fue rechazada por los autoridades alemanas ha llegado este martes por la mañana a Kabul, un viaje que supone la quinta deportación de afganos por parte de Alemania desde diciembre de 2016.

Con la llegada de este grupo ascienden a 107 los solicitantes de asilo afganos que han sido devueltos por Alemania a Afganistán desde que las autoridades de Kabul y de Berlín firmaron un acuerdo al respecto en octubre de 2016.

Entre los deportados están Javi Noori, de 32 años, quien ya ha sido deportado desde Alemania en dos ocasiones, la primera de ellas en 2009, y la última este año. "Yo era un bebé cuando fui por primera vez a Alemania", ha explicado Noori, en declaraciones a DPA, antes de señalar que intentará regresar a Alemania porque no está "familiarizado" con la vida "en un país en guerra".

Javid ha contado que tuvo una pequeña discusión hace unos diez años en Alemania pero que no llegó a ir a la cárcel, a pesar de lo cual luego le asignaron "tres de los más grandes y fuertes oficiales en el vuelo de vuelta". "¿Dónde creen que voy?", preguntó a los policías durante el vuelo, a lo que un agente le respondió que todo venía por su "historial".

Noori ha afirmado que el presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, ha fallado al firmar el acuerdo de deportación con Alemania porque con ese pacto ha allanado el camino para rechazar a solicitantes de asilo. "Ahora que nos tiene aquí, debe decirnos qué hacer", ha añadido.

Otro solicitante de asilo deportado, Obaidulá Disan, de la provincia de Kunar, en el este del país, ha explicado que a cada afgano le asignaron cinco agentes en el vuelo. Disan, que ha vivido durante siete años en Alemania, fue arrestado por cuatro agentes cuando estaba trabajando en un restaurante de comida rápida en Munich, le dejaron durante tres días en un centro de detención y luego le deportaron a Afganistán.

"No sé qué hacer aquí, para qué he venido y qué futuro tendré", ha señalado Disan, que estaba esperando a que llegaran a buscarle varios miembros de su familia.

Sibghatulá Rahmani, originario de la provincia de Kapisa, en el centro de Afganistán, tambián ha llegado en el avión con los otros trece deportados, tras haber permanecido en Alemania desde 2015. "Afganistán no es seguro para ningún ciudadano", ha añadido, antes de censurar a Ghani por el acuerdo firmado con el Gobierno alemán.

Según el Ministerio del Interior afgano, unos 11.900 afganos están viviendo en la actualidad en Alemania aunque sus solicitudes de asilo han sido rechazadas. Unos 10.300 de ellos han recibido un permiso de residencia.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies