Dos terroristas de extrema izquierda podrían quedar en libertad en Alemania tras 24 años de prisión

Actualizado 22/01/2007 14:26:00 CET

BERLÍN, 22 Ene. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Rosa Aranda) -

Hoy comienza la primera vista en la Audiencia Provincial de Stuttgart para decidir si Brigitte Mohnhaupt, miembro del disuelto grupo terrorista alemán de extrema izquierda Fracción del Ejército Rojo o banda Baader Meinhof, queda finalmente en libertad vigilada, después de permanecido en prisión los últimos 24 años.

Tanto Brigitte Mohnhaupt como el también ex miembro Christian Klar actuaron en el grupo terrorista Baader Meinhof que entre la década de los 70 y la de los 90 asesinó a 34 personas.

Las víctimas predilectas de esta banda terrorista, que era la más peligrosa en Alemania en la década de los 70, eran abogados o soldados estadounidenses, directivos de bancos y de otras grandes empresas.

A Brigitte Mohnhaupt, de 57 años, se le imputa principalmente el asesinato hace treinta años del portavoz del banco alemán Dresdner Bank, Jürgen Ponto, el del fiscal general federal, Siegfried Buback y el del presidente de la asociación de empresarios, Hanns Martin Schleyer.

Por su parte, Klar, de 54 años, fue acusado de nueve asesinatos y otros once intentos de asesinato. Tanto Mohnhaupt como Klar fueron detenidos en el año 1982 y condenados en 1985 a una pena de cinco veces cadena perpetua.

Brigitte Mohnhaupt ha solicitado por su parte la puesta en libertad bajo custodia y hasta febrero, el tribunal de la ciudad de Stuttgart, en el estado federado de Baden-Wuerttenberg, tendrá que hacer pública su decisión al respecto. Hace ahora un año dicha petición fue denegada.

Christian Klar solicitó hace varios años el indulto, pero su situación es distinta ya que en su caso, le corresponde al presidente de la República de Alemania, Horst Kohler, decidir si esta solicitud puede aceptarse. Según la condena que en su día le aplicó la Audiencia Provincial de Stuttgart, Klar debería permanecer 26 años en la cárcel, sin embargo, a otros miembros de la Fracción del Ejército Rojo se les ha concedido el indulto por motivos de salud.

Además de ello, el caso ha levantado un fuerte debate en Alemania y son muchos los políticos y personalidades de la vida pública germana los que se han mostrado a favor de esta resolución que no se hará pública hasta comienzos de febrero.

Los primeros en mostrar un alegato a favor de los dos presos fueron los portavoces del Partido Liberal Alemán (FDP). Tras ellos, los Verdes se han posicionado a favor de su liberación. "El indulto sería un gesto humanitario, una señal de la reconciliación, que es una medida correcta después de más de 20 años", dijo el presidente de la fracción parlamentaria de los verdes, Volker Beck.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies