Alemania espera que los criterios para la cooperación estructurada en defensa estén listos para otoño

Ursula von der Leyen
KAY NIETFELD/REUTERS
Publicado 13/06/2017 17:40:09CET

BRUSELAS, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Defensa alemana, Ursula von der Leyen, ha defendido que la cooperación estructurada permanente en defensa (PESCO, por sus siglas en inglés) debe ser uno de los pilares de "la Unión de Defensa" y ha confiado en que el trabajo para desarrollar los criterios para poder participar esté listo para otoño.

La cooperación estructurada permanente en defensa, prevista en el Tratado de Lisboa pero nunca utilizada, permitiría a un grupo de países avanzar por su cuenta en su integración, ya sea para desarrollar capacidades militares o lanzar una operación si una mayoría cualificada de países lo avala.

"Necesitamos tener la PESCO en la Unión de Defensa para demostrar que podemos desarrollar esta política juntos, que tendremos las capacidades, que somos operativos y que podremos planificar sistemáticamente a largo plazo y dar una solución europea a crisis", ha defendido la ministra alemana durante un debate sobre el futuro de la defensa europea ante la comisión de Asuntos Exteriores y la subcomisión de Defensa de la Eurocámara.

"La PESCO va por muy buen camino", ha asegurado la ministra, que ha explicado que los Estados miembro están trabajando en el desarrollo de los "cinco compromisos" que habrá "que cumplir" para participar en la PESCO, incluido en materia del nivel de gasto en equipos de defensa y para desplegar las fuerzas militares.

"Creo que para otoño estaremos en posición de tener un texto sobre esto", ha explicado.

Von der Leyen ha explicado que están trabajando por hacer la PESCO "lo más inclusivo posible para que cuántos más Estados miembro de los 27 sea posible" puedan entrar porque "no todo el mundo quiere". Pero "también tiene que ser ambicioso" y por ello habrá que cumplir los cinco compromisos que estipula el Tratado de Lisboa, "que están siendo desarrollados", ha explicado. "Es la tarjeta de entrada a la PESCO", ha resumido.

También ha defendido que países con los que hay "muchos contactos bilaterales" como Noruega tengan "estatus de observación" dentro de la PESCO y también ha defendido mantener relaciones "constructivas" con Reino Unido en el ámbito de la defensa tras el Brexit. "No podemos decir cómo se van a desarrollar las relaciones tras el Brexit. Queremos que las cosas sean constructivas, tenemos los mismos intereses y somos socios en la OTAN", ha dicho.

La ministra alemana ha explicado que "dentro de la PESCO" se desarrollarán "una serie de proyectos, que tienen que ser ambiciosos" y ha confiado en que los líderes europeos en la cumbre de junio "den un impulso adelante" al Fondo Europeo de Defensa propuesto por la Comisión Europea con cerca de 600 millones hasta 2020 y 1.500 millones anuales a partir de 2021 para incentivar la investigación, desarrollo y adquisición de capacidades militares de forma conjunta entre países, insistiendo en la necesidad de evitar "los errores del pasado" de que cada país compre sus sistema armamentístico por su cuenta.

Ello redundará en beneficio de la industria, permitirá hacer economías de escala y garantizar la interoperabilidad de las diferentes fuerzas armadas, ha incidido, al tiempo que ha dejado claro que ello requiere informar al resto de sus planes de defensa. "Tenemos que abrir las cuentas", ha dicho.

Von der Leyen ha puesto como ejemplo de proyectos a poner en marcha el mando médico europeo para responder a crisis como la del ébola, un hub logístico europeo o "algún tipo de programa de entrenamiento a nivel militar". También ha defendido un hub para la ciberinnovación como una prioridad en los próximos años.

La ministra alemana ha justificado la necesidad de que los europeos den "un gran salto" adelante para reforzar la defensa europea tras el Brexit y la llegada del presidente estadounidense Donald Trump a la Casa Blanca.

"Cuando vimos las elecciones en 2016 y que Donald Trump se convirtió en presidente de EEUU esto llevó a un cambio. Quedó claro desde este momento que Europa tenía que entender que por interés propio los europeos tenemos que garantizar que tenemos nuestra propia defensa en nuestras propias manos", ha dicho. También el resultado del referéndum sobre el Brexit hizo entender a los europeos que iban a "tener que trabajar mucho más" en el terreno de la defensa europea.

Aunque ha recordado el objetivo pactado en la OTAN de elevar al 2% el gasto en defensa y la necesidad de que todos contribuyan a asumir la carga, la ministra alemana ha insistido en la necesidad de invertir en la defensa europea, "el pilar europeo en la OTAN", algo que redundará en el interés también de EEUU y de la propia Alianza.

"Cuanto mejor armados estemos, mejor podremos garantizar nuestra seguridad. No es solo la seguridad europea, sino la seguridad euroatlántica la que está garantizada", ha dicho. Además, ha insistido en que la UE debe asumir un mayor papel en la estabilización de África, donde no ve a la OTAN actuando "en primer lugar".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies