Alemania extiende la residencia de la niña refugiada a la que Merkel hizo llorar

Reem, una niña palestina, llora delante de la canciller Angela Merkel
REUTERS TV / REUTERS
Publicado 04/09/2015 19:13:06CET

BERLÍN, 4 Sep. (Reuters/EP) -

El Gobierno de Alemania ha extendido hasta marzo de 2016 el permiso de residencia de Reem, la niña de origen palestino de 14 años que rompió en lágrimas después de que la canciller, Angela Merkel, le dijera que podría ser deportada, según ha informado este viernes la oficina del alcalde de Rostock, en el norte del país.

La oficina del alcalde de Rostock anunció el jueves a Reem y a su padre que habían recibido el permiso de residencia que era válido hasta marzo de 2016. La institución no sabe qué ocurrirá después de esa fecha, pero aclaró que el resto de familia tampoco será deportada para que puedan permanecer juntos.

Merkel fue criticada en julio tras decirle a Reem, durante un debate televisado, que Alemania no podía admitir a todo el mundo que quisiera vivir ahí, luego le acarició la espalda cuando empezó a llorar. El vídeo que muestra estas imágenes se hizo viral y con el hashtag
#merkelstreichelt (Merkel acaricia) se escribieron críticas que la acusaron de torpe y carente de empatía.

Reem, de Líbano, ha vivido en Alemania durante cuatros años y le hizo saber a la canciller en un fluido alemán que quería estudiar ahí, pero que no sabía si se le permitiría quedarse.

El apoyo a Merkel, que ha sido criticada por su lenta condena de las protestas de agosto en el este de Alemania contra los refugiados, se ha visto reducido en 4 puntos hasta el 63 por ciento por su gestión de la crisis de refugiados.

Alemania, con leyes de asilo relativamente liberales y generosas, es el país de la UE que recibe más migrantes económicos del sureste de Europa y de la guerra en Oriente Próximo. Un récord de 104.460 solicitantes de asilo entraron en el país en agosto y se espera que en total sean 800.000 a finales de 2015 --cuatro veces más que los que lo hicieron en 2014--.