Alemania, Italia y Austria colaborarán para lograr una mayor protección de las fronteras exteriores de la UE

Horst Seehofer, Matteo Salvini y Herbert Kickl
REUTERS / LISI NIESNER
Publicado 12/07/2018 14:21:04CET

INNSBRUCK (AUSTRIA), 12 Jul. (DPA/EP) -

Alemania, Italia y Austria se han comprometido este jueves a colaborar para conseguir una mayor protección de las fronteras exteriores de la UE, según han apuntado sus ministros de Interior tras una reunión trilateral previa a un encuentro con el resto de sus colegas del bloque en Innsbruck.

Según el ministro italiano, Matteo Salvini, las prioridades deben ser proteger las fronteras exteriores de la UE, proporcionar ayuda para que los migrantes no se embarquen en un viaje hacia Europa, devolver a los migrantes rechazados y apoyar las operaciones libias de rescate en el Mediterráneo.

"Claramente el objetivo es conseguir que Europa cambie las cosas", ha declarado Salvini tras reunirse con su colega alemán, Horst Seehofer, y con el austriaco, Herbert Kickl, en Innsbruck (Austria).

"Estamos de acuerdo en llevar orden a esta cuestión, el desorden ha prevalecido durante demasiado tiempo", ha señalado Seehofer. "No debemos dejar que los traficantes de personas decidan quién va a qué país, eso deben decidirlo los gobiernos democráticos", ha añadido.

Los tres ministros mantienen una línea dura en la política migratoria europea. Salvini cerró hace semanas los puertos italianos a los barcos de ONG que rescatan migrantes en el mar Mediterráneo y quiere hacer lo mismo con las embarcaciones de las marinas de otros países que participen en misiones europeas.

Kickl, cuyo país ostenta la presidencia de turno del bloque, pidió incluso en los últimos días que se impida pedir asilo dentro de la UE. En lugar de eso, propone que la UE pueda escoger a los refugiados más vulnerables en campamentos cercanos a las regiones en crisis.

El comisario de Interior europeo, Dimitris Avramopoulos, negó indirectamente esa posibilidad. "La política de la Unión Europea en este tema es muy clara: se basa en valores y principios. Todos estamos vinculados a la Convención de Ginebra sobre el Estatuto de los Refugiados", señaló.

"Ninguna presidencia tiene derecho a suspender la Convención de Ginebra", ha advertido el ministro de Inmigración luxemburgués, Jean Asselborn. También sus colegas de Portugal y Grecia han compartido esa posición y han subrayado que los valores europeos incluyen dar refugio a personas perseguidas.

Por su parte, el ministro alemán quiere lograr hasta agosto acuerdos con Italia, Grecia y Austria para devolver a esos países a los refugiados registrados allí en primer lugar.

Seehofer, aliado menor del gobierno de Angela Merkel, presionó enormemente a la canciller alemana con la cuestión migratoria en las últimas semanas. Si no se consiguen los acuerdos con otros países de la UE, Seehofer amenaza con actuar en solitario.

El miércoles, en una reunión bilateral, Salvini advirtió a Seehofer de que no debatirá un convenio de este tipo hasta que la UE actúe para proteger sus fronteras exteriores y comience a repartir la carga que supone la llegada de migrantes.

Según la legislación europea, los migrantes deben solicitar asilo en el país de la UE que primero pisan, lo que perjudica enormemente a naciones costeras como Italia, España o Grecia.