Alemania recibió en 2016 unos 280.000 inmigrantes, frente a los 890.000 llegados en 2015

Refugiados sirios
WOLFGANG RATTAY / REUTERS
Actualizado 11/01/2017 15:21:38 CET

BERLÍN, 11 Ene. (Reuters/EP) -

El número de inmigrantes y refugiados llegados a Alemania en 2016 ha bajado hasta las 280.000 personas, una clara reducción frente a los 890.000 migrantes que entraron en el país en 2015, según los datos del Ministerio del Interior germano.

La caída en la llegada de inmigrantes y refugiados refleja el endurecimiento de las normas migratorias y de fronteras en Alemania y en otros países europeos para intentar hacer más difícil la llegada de personas a territorio comunitario.

Los datos del Ministerio del Interior alemán ponen de manifiesto que, a pesar de la reducción de llegadas, en 2016 aumentaron hasta 750.000 las personas que solicitaron asilo, unas 270.000 más que en 2015.

Los inmigrantes que llegan a Alemania primero se registran en centros de recepción en los que tienen que esperar durante meses antes de que se puedan tramitar su petición de asilo, lo que provoca retrasos en la tramitación por la sobrecarga de trabajo de los funcionarios.

Los sirios continúan siendo el mayor grupo de solicitantes de asilo, con un total del 36 por ciento de las solicitudes presentadas en 2016. Por detrás se sitúan los afganos, que suponen el 17 por ciento, y los iraquíes, que representan el 13 por ciento.

El elevado número de inmigrantes y refugiados llegados a Alemania en los últimos dos años ha pasado factura a la popularidad de la canciller, Angela Merkel, y ha venido acompañado del auge del partido ultraderechista Alternativa por Alemania (AfD).

En diciembre, un inmigrante tunecino cuya solicitud de asilo fue denegada mató a doce personas en un ataque con un camión contra un mercadillo navideño en Berlín, un atentado por el que los críticos con Merkel aseguraron que la inmigración hace que el país sea más vulnerable a los ataques islamistas.

La integración de inmigrantes y refugiados será probablemente uno de los temas principales de campaña en las elecciones federales previstas para septiembre, en las que Merkel se presenta como candidata para optar al que sería su cuarto mandato al frente del Gobierno.