Almagro insiste en que la convocatoria de elecciones es "la única manera" de resolver la crisis en Nicaragua

El secretario general de la OEA, Luis Almagro
REUTERS / MARY CALVERT - Archivo
Publicado 12/07/2018 5:27:51CET

MADRID, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ha asegurado este miércoles que "la única manera" de resolver la situación en Nicaragua es celebrando unas elecciones.

Almagro ha señalado que considera las elecciones como el "mejor instrumento para resolver la polarización y la violencia" que sufre Nicaragua y ha llamado al cese de la violencia, la represión y de los asesinatos.

"La Secretaría General de la OEA se compromete a mantener sus trabajos con el Gobierno apara que Nicaragua tenga un proceso electoral limpio y transparente", ha afirmado. "La represión nunca es un mecanismo sustentable para un país. La represión significa más pobreza, menos derecho y menos bienestar", ha aseverado.

Al menos siete personas murieron esta semana en acciones de paramilitares y efectivos de la Policía en las localidades de Diriamba, Dolores y Jinotepe, al sur de Managua, en el marco de las protestas contra el Gobierno del presidente, Daniel Ortega.

Los agentes se disponían a desmontar las barricadas levantadas por los activistas de la oposición, lo que derivó en un enfrentamiento. La Policía confirmó posteriormente la muerte de dos de sus agentes.

Almagro ha condenado la muerte de los policías, pero ha manifestado que "la violencia del Estado sobre una población civil nunca puede ser admitida". "El Estado es para proteger los derechos de la gente, no para avasallarlos. Cuando lo hace es especialmente responsable de esas violaciones de Derechos Humanos", ha recalcado el secretario general de la OEA.

Por su parte, el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha expresado este miércoles su preocupación por la "intensificación" de la violencia en Nicaragua y ha condenado el ataque contra mediadores de la Iglesia en el proceso de diálogo nacional.

Más de 300 personas han muerto en los últimos tres meses a la represión de la Policía contra manifestantes, según el último informe de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH).

Contador