Alrededor de 2.500 personas se manifiestan en Liubliana contra la corrupción y los recortes

Actualizado 27/04/2013 20:06:18 CET

LIUBLIANA, 27 Abr. (Reuters/EP) -

Alrededor de 2.500 manifestantes anticorrupción se han concentrado este sábado en el centro de la capital de Eslovenia, Liubliana, siendo esta la primera manifestación de estas características desde que el Gobierno del primer ministro, Alenka Bratusek, llegó al poder el pasado 20 de marzo.

Muchas de las personas que este sábado se han lanzado a las calles de la capital esperan que Eslovenia pueda evitar un rescate como el sufrido por Chipre, al considerarlo un riesgo ya que los tres principales bancos del país, en los cuales el Estado tiene grandes participaciones, poseen la mayoría de los 7.000 millones de euros en préstamos malos del sector crediticio. (Many on the streets on Saturday hoped Slovenia could avoid a Cyprus-style bailout, seen as a risk with the country's three biggest banks, in which the state has large stakes,nursing most of the 7 billion of euros of bad loans in the lending sector) .

Los manifestantes han sostenido pancartas en las que se podía leer "Poder para el pueblo" o "Despidamos a la troika, no a la gente". "Estoy aquí porque creo que tenemos que librarnos de cualquiera que haya ocupado un alto cargo político durante los últimos 20 años", ha declarado uno de los manifestantes, Damijan Sencar, de 51 años. "La élite política de aquí es corrupta", ha añadido.

"Temo que las cosas empeoren en Eslovenia si la troika llega, pero todavía espero que podamos evitarlo", ha expresado Sencar, refiriéndose a los organismos de la UE y del Fondo Monetario Internacional (FMI) implicados en el rescate de Chipre del pasado mes.

El Gobierno esloveno planea un aumento de los impuesto y más recortes en el sector público con la intención de reducir el déficit presupuestario, que el último año alcanzó el 4 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) frente al 6,4 por ciento del año 2011.

El Ejecutivo también planea establecer para el mes de junio un banco especial que ser hará cargo de la mayoría de los préstamos malos que afectan a un sector bancario en crisis, en el centro de las preocupaciones en Eslovenia, ya que podría convertirse en el próximo país de la zona euro en necesitar un rescate económico.