Alrededor de 70 radicales han sido deportados de Singapur durante los últimos dos años

Publicado 19/12/2016 11:18:29CET

SINGAPUR, 19 Dic. (Reuters/EP) -

El Ministerio del Interior de Singapur ha informado este lunes de que el Gobierno ha deportado durante los últimos dos años a cerca de 70 personas sospechosas de radicalismo a pesar de que, según las investigaciones, ninguno de ellos planeaba llevar a cabo atentados en el país.

Las autoridades de Singapur, donde los terroristas islamistas nunca han ejecutado un ataque con éxito, se encuentran en alerta ante el alto nivel de amenaza y la posibilidad de que se produzca un atentado.

A principios de este año, la Policía de Indonesia detuvo a seis personas por estar presuntamente vinculadas al grupo terrorista Estado Islámico y planear varios ataques en Singapur. Por su parte, las autoridades singapurenses han encarcelado a seis bangladeshíes por haber contribuido a la financiación de radicales.

La mayoría de los extranjeros que han sido deportados se habían radicalizado mediante la "exposición a la propaganda extremista a través de las redes sociales", según ha manifestado el Ministerio del Interior en un comunicado.

"Ninguno de ellos tenía la intención de hacer uso de la violencia en Singapur en el momento en el que fueron investigados, pero se encontraban en diferentes estados de radicalismo y su presencia en el país suponía un peligro", ha afirmado.

"Han sido deportados consecuentemente después de que las autoridades de sus países de origen fueran informadas de su situación", ha indicado el Ministerio, que ha añadido que cinco de los deportados eran mujeres que trabajaban como empleadas domésticas en Singapur.

Dian Yulia Novi, que fue detenida este mes en el marco de una serie de redadas antiterrorismo, había trabajado entre 2008 y 2009 como empleada doméstica en el país. Aunque Novi planeaba un atentado contra el palacio presidencial en Yakarta, la capital de Indonesia, no presentó signos de haberse radicalizado cuando se realizó la investigación, según las autoridades.

"Nuestras agencias de seguridad están en contacto con sus homólogas indonesias en relación con su caso", ha señalado el Ministerio. A principios de diciembre, el ministro del Interior, Kasiviswanathan Shanmugan, ha informado de que la amenaza de que se produzca un atentado ha aumentado durante el último año.