El Alto Consejo para la Paz aplaude el intercambio de prisioneros entre EEUU y los talibán

 

El Alto Consejo para la Paz aplaude el intercambio de prisioneros entre EEUU y los talibán

Publicado 02/06/2014 6:32:09CET

MADRID, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Alto Consejo para la Paz de Afganistán ha aplaudido este domingo la liberación de cinco talibán que se encontraban encarcelados en Guantánamo a cambio del sargento estadounidense que permanecía en manos de los insurgentes desde 2009.

En este sentido, el organismo ha sostenido que la liberación de los cinco talibán beneficiará el ambiente general del proceso de paz, según ha informado la agencia afgana de noticias Khaama Press.

El acuerdo para la liberación del sargento estadounidense se llevaba gestando desde el anuncio de la retirada de tropas realizado por el presidente Barack Obama, y el procedimiento de intercambio se llevó a cabo sin hostilidades.

Por su parte, el líder de los talibán, el mulá Mohammad Omar, ha destacado la "gran victoria" que supone el acuerdo de intercambio. "Traslado mis sentidas felicitaciones a toda la nación afgana musulmana", ha destacado Omar en una grabación recogida por la cadena británica BBC. Las grabaciones de Omar son poco frecuentes y sus apariciones públicas son nulas desde la invasión estadounidense de 2001.

Los propios talibán han asegurado que los cinco liberados no volverán a luchar y han advertido de que este intercambio no debe entenderse como un gesto de buena voluntad ni como un avance hacia unas negociaciones de paz con el Gobierno afgano.

Los cinco fueron encerrados en Guantánamo en 2002, cuando se inauguró el centro de detención de la base estadounidense y están considerados presos de "alto riesgo", según documentos del Departamento de Estado filtrados por WikiLeaks. Dos de ellos están implicados en la muerte de miles de chiíes en Afganistán antes de la invasión estadounidense de 2001.

Se trata de se trata de Mohamed Fazl, el mulá Norulá Nuri, Mohamed Nabi, Jairulá Jairjua y Abdul Haq Wasiq. Fazil Fazil fue el viceministro de Defensa durante el régimen talibán y era un alto mando del Ejército talibán, según un documento del Pentágono de 2008. Está buscado por crímenes de guerra, incluido el asesinato de miles de chiíes, credo mahometano minoritario en Afganistán, entre 1998 y 2001.

El mulá Norulá Nuri era un alto mando militar talibán en la ciudad de Mazar i Sharif durante la invasión estadounidense de 2001. Además fue gobernador de dos provincias durante el régimen talibán y también participó en el exterminio de chiíes.

También está Jarulá Jairjua, un alto cargo en el Ministerio del Interior talibán, fue gobernador de Herat y comandante militar. Tras los atentados del 11-S representó a los talibán en las reuniones con representantes de Irán para apoyar la resistencia a la invasión estadounidense.

Abdul Haq Wasiq fue viceministro del Ministerio de los Servicios Secretos. "Era fundamental para los talibán en sus alianzas con otros grupos islámicos fundamentalistas para combatir junto a los talibán contra Estados Unidos y las fuerzas de la coalición tras los atentados del 11 de septiembre de 2011", señala un documento del Pentágono.

El último es Mohamed Nabi, un alto mando talibán que "ocupó diversos cargos de dirección". "Mantenía arsenales de armas y facilitaba la entrada ilegal de combatientes y armas" en Afganistán, según los documentos de 2008 del Departamento de Defensa.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies