Amnistía califica de "inmoral" e "ilegal" el acuerdo entre Turquía y la UE para la devolución de refugiados

El secretario general de Amnistía Internacional, Salil Shetty
TOMAS BRAVO / REUTERS
Actualizado 13/03/2016 15:23:35 CET

DUBAI, 13 Mar. (Reuters/EP) -

   El secretario general de Amnistía Internacional, Salil Shetty, ha denunciado por "inmoral" e "ilegal" el acuerdo preliminar entre la UE y Turquía para la devolución de los inmigrantes y solicitantes de asilo que crucen o hayan cruzado el mar Egeo con dirección a Europa.

   "Es un error desde el punto de vista moral y legal", ha afirmado Shetti en declaraciones a Reuters desde Dubai. Además, ha advertido de que podría poner en peligro a estas personas y ha instado a Europa a acoger a más gente que busca refugio.

   El acuerdo alcanzado el pasado lunes incluye que Turquía acepta a los refugiados e inmigrantes que entren en Europa procedentes de su territorio a cambio de dinero, el adelanto de la eliminación del visado para los ciudadanos turcos y la aceleración de las negociaciones de adhesión a la UE.

   Shetty ha explicado que se va a reunir con el ministro de Interior francés, Bernard Cazeneuve; con el presidente del Consejo, Donald Tusk, y otros dirigentes comunitarios en la semana entrante para "expresarles directamente nuestra conmoción y rabia".

   "Dicen que no incumple las leyes de la UE porque Turquía es un país seguro, pero ¿en qué imaginación cabe que Turquía sea un país seguro para estas personas?", se ha preguntado.

   Turquía argumenta que los refugiados sirios que legítimamente quieran solicitar asilo en Europa podrán seguir haciéndolo pero evitará entrar a los inmigrantes y frenará el tráfico de seres humanos. Sin embargo, la ONU y distintos grupos de defensa de los Derechos Humanos advierten que las deportaciones masivas sin considerar individualmente las solicitudes de asilo suponen un incumplimiento de la legalidad.

   "La mayoría de los países europeos son firmantes de la Convención de Refugio de la ONU, así que es una violación directa", ha apostillado Shetti. "La Convención de Refugio es clara: las personas que huyen de la guerra y la persecución gozan de la protección internacional, así que tienen que estudiarlo caso por caso", ha añadido.

   El acuerdo prevé que la UE acoja a un refugiado procedente directamente de Turquía a cambio de cada Sirio que reciba Turquía de las islas del mar Egeo. Quienes intenten acceder por su cuenta por mar serán devueltos.

   "Es un intercambio de seres humanos. Es impactante. Esta gente ha viajado arriesgando sus vidas", ha argumentado Shetty, quien sin embargo ha destacado que Turquía ha asumido al mayor número de refugiados sirios. Aún así, cree que no puede ser considerado como un país seguro, en particular en la zona fronteriza, donde hay grandes campamentos de acogida.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies