Amnistía Internacional alerta de "miseria" y "abusos" sobre los refugiados sirios en Turquía

 

Amnistía Internacional alerta de "miseria" y "abusos" sobre los refugiados sirios en Turquía

Actualizado 05/12/2014 23:14:51 CET

La ONG denuncia que 17 sirios han muerto entre diciembre de 2013 y agosto de 2014 por disparos de agentes fronterizos

MADRID, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

Amnistía Internacional ha documentado las situaciones de "miseria" y "abusos" en las que viven parte de los 1,6 millones de sirios que han llegado a Turquía huyendo de la guerra en su país. La ONG ha alertado de una "crisis de proporciones sin precedentes" en la que los sirios son recibidos incluso a tiros.

El informe 'Luchando para sobrevivir: refugiados de Siria en Turquía', advierte de los riesgos en materia de Derechos Humanos a los que se enfrentan cientos de miles de refugiados que incluso son recibidos con fuego real en la frontera.

El investigador de Amnistía para Turquía Andrew Gardner ha denunciado que, aunque Turquía ha abierto "oficialmente" sus puestos fronterizos para los refugiados, la "realidad" es "muy diferente". "Muchos son devueltos a la zona de conflicto, algunos incluso mediante disparos de munición real", ha advertido en un comunicado.

Amnistía Internacional ha asegurado que 17 personas han muerto entre diciembre de 2013 y agosto de 2014 por disparos de guardias fronterizos. Además, también se han registrado casos de palizas y malos tratos y devoluciones forzosas, en muchos casos con el rechazo sistemático de quienes carecen de pasaporte.

"Disparar a personas que huyen del conflicto y buscan refugio desesperadamente es despreciable. Se trata de una violación clara del Derecho Internacional que no debe quedar impune", ha subrayado Gardner, quien ha recordado la "obligación" de todos los estados de "abrir sus puertas" a personas que "huyen de la persecución o la guerra".

La ONG ha puesto como ejemplo el caso de Alí Ozdemir, de 14 años, que recibió un disparo en la cabeza en mayo de este año. Su padre ha contado a Amnistía Internacional que Ozdemir estaba cerca de la frontera junto a otros nueve refugiados y, tras oír a personas que hablaban turco y darse la vuelta, recibió un disparo sin que mediase advertencia. El niño quedó completamente ciego.

AYUDA LENTA

Turquía dice haberse gastado 4.000 millones de dólares (unos 3.190 millones de euros) en la atención a los refugiados, mientras que la comunidad internacional sólo se ha comprometido a aportar el 28 por ciento de los 497 millones de dólares que había reclamado la ONU para asistir a los sirios huidos.

Para Amnistía, Turquía "debe hacer más" por pedir y facilitar la ayuda. Asimismo, la ONG reclama a la comunidad internacional que acelere una asistencia que sigue siendo "lastimosamente lenta" a pesar de las acuciantes necesidades.

"La reticencia de los países ricos a asumir una mayor responsabilidad económica respecto a la crisis de refugiados en su conjunto, y las escasísimas ofertas de reasentamiento, son deplorables", ha dicho Gardner.

Según fuentes gubernamentales turcas, sólo el 15 por ciento de las personas refugiadas sirias fuera de los campamentos oficiales reciben ayuda de agencias y organizaciones humanitarias. Más de 1,3 millones de refugiados tienen que valerse por sí mismos, lo que lleva a las familias sirias incluso a poner a trabajar a sus hijos.

Ibrahim, de 10 años, huyó junto a su familia de Alepo hace dos años y ahora vive en un búnquer de cemento en la localidad turca de Kilis. Recoge plástico junto a su padre en contenedores y posteriormente lo venden al precio de una lira por kilo (unos 35 céntimos de euro).

Gardner ha lamentado la situación "sombría" y "desesperada" en la que vive una población "abandonada" por la comunidad internacional.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies