Amnistía Internacional denuncia 15 asesinatos sumarios, incluidos menores, en Siria

Actualizado 05/06/2014 19:39:22 CET

MADRID, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

Amnistía Internacional ha denunciado este miércoles el asesinato sumario de 15 civiles, muchos de ellos niños, en la localidad siria de Al Tleiliye, en el norte del país, el pasado 29 de mayo. Según la información con la que cuenta Amnistía Internacional, los crímenes pudieron ser cometidos por miembros del Estado Islámico de Iraq y Siria (ISIS).

Los asesinatos se produjeron poco después de que se recrudecieran los enfrentamientos entre el ISIS y las fuerzas kurdas de Unidad de Protección del Pueblo (YPG). Los miembros de las dos familias asesinadas trabajaban las tierras de los kurdos yezidis, considerados infieles por el ISIS, por lo que se cree que el motivo del asesinato pudo ser su apoyo a esta minoría o incluso que les confundieran con ellos.

El director del programa para Oriente Próximo y el Norte de África de Amnistía Internacional, Philip Luther, ha denunciado que "estos asesinatos a sangre fría" sirven para recordar "la completa impunidad de los crímenes de guerra y de los crímenes contra la humanidad en Siria". Luther ha pedido al ISIS y a otros grupos armados "que respeten las leyes del conflicto armado y pongan fin de inmediato a los asesinatos sumarios, la tortura y los ataques deliberados a los civiles".

Amnistía Internacional ha tenido conocimiento de estos crímenes gracias al testimonio de un testigo que visitó la localidad poco después de que se produjera la masacre y que ha hecho hincapié en la edad de las víctimas, muchos de ellos menores. Además, una fuente de un hospital en Ras al Ayn ha informado de que el hospital recibió 15 cuerpos el mismo día, la mayoría con disparos en la cabeza.

Los muertos pertenecían a dos importantes familias agrícolas árabes que trabajaban las tierras propiedad de los kurdos yezidi. Entre los asesinados hay cinco hombres, tres mujeres y siete niños. Los testimonios con los que cuenta Amnistía Internacional hacen creer que el ISIS fue el responsable de los ataques por el vestuario y el comportamiento de los asaltantes, que además llevaban banderas.

El motivo de los recientes enfrentamientos entre el ISIS y el YPG parece que se encuentra en el desacuerdo por el control de un almacén de grano en la localidad de Tell Halaf, bajo control de YPG. El mismo día que se produjeron los asesinatos, ardieron las cosechas de los kurdos yezidis en Al Tleiliye y sus proximidades. Luther ha denunciado que "parece que los ataques quieren aterrorizar y desplazar por la fuerza a la comunidad que vive en la zona".

INVESTIGACIÓN EN LA ONU

Amnistía Internacional ha pedido ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que informe de la situación en Siria a la Fiscalía del Tribunal Internacional Penal (TPI) para que se investiguen de manera independiente e imparcial crímenes como los de Al Tleiliye y que se identifique a los asesinos.

La ONG también ha instado al Gobierno de Turquía a investigar a individuos de su territorio, incluidos los miembros del ISIS, sospechosos de cometer y ordenar crímenes de guerra en Al Tleiliye y en otros lugares de Siria. Amnistía ha reclamado que si existen evidencias admisibles suficientes, los sospechosos deberían ser llevados ante la Justicia. Además, la ONG ha solicitado a Turquía que evite la entrada de combatientes y armas del ISIS y otros grupos armados que cometen graves violaciones de la ley humanitaria en Siria.

Amnistía Internacional también ha pedido a los estados del Golfo que renuncien públicamente a la financiación y apoyos, incluida la transferencia de armas, del ISIS y otros grupos armados que han cometido crímenes de guerra o graves abusos de los Derechos Humanos en Siria.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies