Un antiguo embajador de los talibán asegura que Pakistán "ha aumentado la presión" sobre el grupo

Publicado 09/04/2018 10:52:15CET

MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El antiguo embajador de los talibán en Pakistán Abdul Salam Zaif ha afirmado este lunes que Islamabad "ha aumentado la presión" sobre los insurgentes para que se sumen a un proceso de paz en Afganistán, al tiempo que ha recalcado que el grupo no aceptará esta situación.

"Pakistán ha aumentado la presión sobre los talibán, pero estos no aceptarán lo que Pakistán quiere que hagan", ha dicho, antes de desvelar que las autoridades paquistaníes "han detenido a varios altos cargos talibán en un momento en el que hay esfuerzos en la región para animar a los talibán a sentarse en la mesa de negociaciones".

Así, ha manifestado en declaraciones al diario paquistaní 'The Daily Times' que "los talibán no quieren ningún acuerdo a través de ningún país, incluidos Pakistán e Irán, pero quieren resolver los problemas con Estados Unidos sin la participación de otros".

En este sentido, ha reiterado que "los talibán consideran al Gobierno de Kabul como un gobierno inconstitucional" y que "quieren liberar Afganistán de las garras de las fuerzas de ocupación". "Quieren introducir un gobierno islámico en Afganistán", ha insistido.

"Creo que el Gobierno de Kabul no quiere entender los objetivos de los talibán. Algunos líderes talibán creen que hay una teoría de la conspiración detrás del reconocimiento del grupo como un poder político, y por ello no aceptan esta oferta", ha argumentado.

Por último, ha dicho que los talibán no aceptarán ninguna demanda internacional a menos que las tropas extranjeras abandonen el país y ha acusado a Estados Unidos de crear problemas en la región.

"Washington debería evitar hacer de esto un problema de orgullo y evitar traer más inestabilidad a la región en general y a Afganistán en particular", ha remachado.

Zaif fue arrestado en Pakistán en 2002 y entregado a Estados Unidos tras la caída de los talibán a raíz de la intervención militar en el país centroasiático. El exembajador afgano permaneció detenido en Guantánamo y fue finalmente liberado en 2005.

Las palabras del exembajador talibán llegan apenas unos días después de que los gobiernos de Afganistán y Pakistán acordaran siete principios clave en el marco de un Plan de Acción de Paz y Solidaridad durante la visita del primer ministro paquistaní, Shahid Jaqan Abbasi, a Kabul.

Según las informaciones recogidas por la cadena de televisión afgana Tolo TV, estos principios incluyen el apoyo de Islamabad a un proceso de paz entre las autoridades afganas y los talibán y medidas "efectivas" contra "fugitivos y elementos irreconciliables que supongan una amenaza de seguridad para cualquiera de los dos países".

Asimismo, se comprometieron a negar el uso de sus territorios "a cualquier país, red, grupo o individuos para llevar a cabo actividades antiestatales" y activar una supervisión conjunta para ello.

LA OFERTA DE GHANI

Ghani hizo el 28 de febrero una oferta a los talibán para abrir un proceso de paz que contempla un acuerdo de alto el fuego y la liberación de insurgentes que se encuentran encarcelados en el país.

Así, detalló que las autoridades entregará pasaportes a los miembros de los talibán y a sus familias y abrirá una oficina para que se constituyan como grupo político, además de trabajar para retirar las sanciones contra sus líderes.

El mandatario planteó además la posibilidad de iniciar un proceso de revisión de la Constitución del país y recalcó que lograr la paz en el país está en manos de los talibán, a los que pidió que acepten su oferta y participen en un proceso de conversaciones "para salvar el país".

Además, Ghani reclamó al Gobierno de Pakistán la apertura de conversaciones directas, al tiempo que se ha mostrado dispuesto a "olvidar el pasado e iniciar un nuevo capítulo" en sus relaciones.

En respuesta, Pakistán expresó su apoyo a la propuesta de Ghani y agregó que Islamabad está dispuesto incluso a conversaciones directas con los insurgentes.

Los talibán no han ofrecido aún una respuesta formal a la invitación del presidente, Ashraf Ghani, para abrir un proceso de paz, realizada el 28 de febrero en una conferencia de responsables de varios países que participan en el llamado 'Proceso de Kabul'.

Los talibán han ofrecido en dos ocasiones en las últimas semanas dialogar con Estados Unidos, pero han descartado hacerlo con el Gobierno afgano.

Contador