Antiguos rebeldes bloquean las entradas a Bouaké para exigir al Gobierno marfileño que cumpla lo pactado

 

Antiguos rebeldes bloquean las entradas a Bouaké para exigir al Gobierno marfileño que cumpla lo pactado

Soldados amotinados en Costa de Marfil
THIERRY GOUEGNON
Actualizado 08/05/2017 14:20:32 CET

ABIYÁN, 8 (EP/Reuters)

Antiguos rebeldes han vuelto a ocupar este lunes las principales carreteras que conducen a Bouaké, la segunda ciudad de Costa de Marfil, para exigir al Gobierno de Alassane Ouattara que cumpla sus promesas y les integre en las fuerzas de seguridad regulares.

Los insurgentes han levantado barricadas en la vía que lleva a Abiyán, la principal ciudad de Costa de Marfil, y Yamusukro, la capital. "Algunos van armados, pero la mayoría no", ha contado Isabelle Kouassi, una residente local cuyo autobús ha tenido que dar la vuelta ante la imposibilidad de entrar en la ciudad.

Mamadú Ouattara, que se ha presentado como el portavoz de los manifestantes, ha explicado que el grupo que ha bloqueado las entradas en Bouaké representa a 6.800 combatientes que se desmovilizaron tras la breve guerra civil que sufrió la nación africana en 2011.

Los milicianos reclaman al Gobierno el pago de 12 millones de francos (unos 18.000 euros) por persona y su incorporación a las Fuerzas Armadas y a otras instituciones estatales, tal como Ouattara les prometió tras la crisis del pasado enero.

A principio de año miles de ex insurgentes y miembros de las fuerzas de seguridad se amotinaron en Bouaké y otras importantes ciudades en demanda de mejores condiciones laborales, algo a lo que el Gobierno finalmente accedió para evitar una nueva ola de violencia. "Estamos pidiendo al presidente que piense en sus hijos", ha dicho Ouattara.

El ministro de Defensa, Alain-Richard Donwahi, ha aclarado que los manifestantes, que ha cifrado en unos 50, van desarmados. "La situación está en calma", ha afirmado, explicando que "el orden se ha restablecido" porque los ex rebeldes han acudido a la sede del Gobierno para negociar y las barricadas han sido retiradas.

Ouattara, en cambio, ha sostenido que, si bien los manifestantes han accedido a entablar conversaciones con el Gobierno, han mantenido el bloqueo sobre Bouaké. Un vecino de la ciudad, que dice que incluso ha escuchado disparos esporádicos, ha confirmado que las barricadas se mantienen.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies